sábado, 8 de abril de 2017

URA licita un nuevo tramo del colector general de la margen izquierda de la ría de Mundaka entre Sukarrieta y la EDAR de Lamiaran

http://www.irekia.euskadi.eus/uploads/cover_photos/38043/original/Gernika_Busturia_kolektore_tartea_-_Tramo_colector_Gernika_Busturia.jpg?1491561765

URA saca a licitación la obra para la construcción del tramo Gernika-Busturia del colector general de la margen izquierda de la ría de Mundaka, con un presupuesto de licitación de 22.951.067,42 €.

Este proyecto forma parte del convenio de colaboración firmado por URA y el Consorcio de Aguas de Busturialdea del Convenio para la ejecución de las infraestructuras que permitirán construir la red de saneamiento y la conexión de las aguas residuales a la EDAR de Lamiaran en Bermeo. En virtud del Convenio, por un lado, URA aportará 49.070.000€ a lo largo de 5 años que se suman a 35.000.000€ invertidos por el Gobierno Vasco en Urdaibai desde 2003. Convenio que obliga al Consorcio de Aguas de Busturialdea a elaborar un Plan de Gestión que garantice la sostenibilidad técnica y económica de la gestión de las infraestructuras de saneamiento y depuración en Busturialdea y evitar así la necesidad de recurrir al auxilio de otras administraciones para la gestión del abastecimiento y saneamiento en el futuro.

Tramo Gernika-Busturia

La obra consiste en la ejecución del colector de margen izquierda en el tramo comprendido entre la estación de bombeo de Gernika (situada en las instalaciones de la actual depuradora de Gernika) y la estación de Bombeo de Busturia.

Su construcción permitirá recoger los vertidos de saneamiento desde Gernika hasta Busturia, conectarlo con los tramos ya ejecutados o en construcción, y derivar las aguas residuales (tanto de la margen izquierda como de parte de la margen derecha) hasta la EDAR de Lamiarán para su debido tratamiento, previo vertido al mar.

La obra implica la construcción de 6,5 kilometos de colector (la mayoría por gravedad, si bien casi 2 kilómetros requerirán la impulsión de los caudales), 2 kilómetros y medio de conducciones para incorporar aguas residuales de barrios de Gambe y Murueta al colector, y la construcción de 4 bombeos que permitan la incorporación de los vertidos al sistema.

Asimismo, aprovechando la apertura de los tajos, se construyen 6,5 kilómetros de tubería para el abastecimiento (la renovación de la tubería de abastecimiento entre Busturia y Gernika es necesaria dado que la actual se encuentra en zona marismal y en un mal estado de conservación).

Con esta actuación, se completarán los tramos de la red de saneamiento entre Gernika y la EDAR de Lamiarán de manera que los vertidos de Gernika, Gautegiz Arteaga, Kortezubi y del resto de las poblaciones de la margen izquierda de la ría puedan derivarse por fin a la EDAR, situada en Bermeo, para su correcto tratamiento.
Tramo entre Sukarrieta y la EDAR de Lamiaran: en construcción

En estos momentos, URA trabaja en la construcción en el subsuelo de la estación de bombeo de aguas residuales, en el parque la Marisma en Sukarrieta.

Recientemente URA ha concluido la construcción del perímetro subterráneo de la futura estación con más de 300 pilotes de distintos diámetros en un área de 40 x 40 metros.

Acotado el perímetro, esta semana finalizará la ejecución de lo que será el techo de la estación subterránea y el suelo donde se recuperará del parque la Marisma. Una vez que se finalice la ejecución de dicha losa, se acometerá la excavación y retirada de las tierras del interior del perímetro delimitado, donde habrá de instalarse el equipamiento para el bombeo de las aguas residuales que permitan su derivación hasta Lamiarán.

Asimismo, se ha comenzado con la instalación de la tubería de impulsión (desde la estación de bombeo de Sukarrieta hacia Bermeo, atravesando la BI 2235 por el subsuelo) mediante una hinca de 1600 mm de diámetro.

El conjunto de las actuaciones del tramo Sukarrieta-EDAR de Lamiarán consta con un presupuesto de adjudicación de 12.496.093,46€ y se estima que concluyan para el segundo trimestre de 2018.

Un estudio científico evalúa el incremento de la mortalidad que causaría el cambio climático en Euskadi

El informe se ha presentado en el Foro Klimatek

  • Las olas de calor ocasionadas por los gases de efecto invernadero podrían aumentar el número de fallecidos entre el 13% y el 54% si no se adoptan medidas  

De seguir aumentando las emisiones de efecto invernadero sin que se adopten medidas de mitigación, las principales ciudades de Euskadi se enfrentarán a un aumento de olas de calor, que podrían llegar a provocar un incremento de la mortalidad del 13% al 54%, en el escenario más desfavorable. Así lo pone de manifiesto uno de los 4 proyectos de adaptación al cambio climático que se han llevado a cabo gracias a las ayudas del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, cuyas conclusiones se presentarán en el Foro Klimatek que tendrá lugar mañana en el Bizkaia Aretoa de Bilbao.

El Foro Klimatek es una iniciativa del departamento de Medio Ambiente cuyo objetivo es compartir conocimiento y experiencias innovadoras en adaptación al cambio climático entre la comunidad científica, responsables de la administración y empresas del sector. Además, concede ayudas a proyectos de innovación y demostración en adaptación al cambio climático en el País Vasco, que contribuyan a “asegurar la resiliencia del territorio vasco al cambio climático”, uno de los fines de la Estrategia de Cambio Climático 2050 del País Vasco. Esta estrategia presenta unos objetivos de reducción de gases de efecto invernadero para el año 2030 de al menos el 40% y de un 80% para el año 2050, respecto del año 2005.

En la primera convocatoria Klimatek 2016 se presentaron 29 proyectos de los que se seleccionaron cuatro, realizados por Neiker, el centro de investigación de Cambio Climático BC3, el Grupo de Investigación de la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea «Procesos Hidro-Ambientales» y Tecnalia. Junto al proyecto del BC3 que estudia los efectos sobre la salud de las olas de calor, Neiker presentará los resultados de su proyecto para la elaboración de escenarios climáticos de alta resolución para el País Vasco; el grupo de Procesos Hidro-Ambientales de la UPV-EHU expondrá el trabajo sobre vulnerabilidad hídrica y su aplicación práctica a la cuenca del Sistema Zadorra; y TECNALIA presentará el proyecto NBS Urban que incluye el mapa del potencial de soluciones basadas en la naturaleza para adaptación al cambio climático y su aplicación en el municipio de Donostia-San Sebastián.

Según señala el estudio presentado por el centro vasco de investigación de cambio climático, BC3, las olas de calor son consideradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los fenómenos meteorológicos extremos más peligrosos con gran impacto sobre la salud de las personas. El estudio recoge que “durante la ola de calor que afectó a Europa en julio y agosto de 2003, algunos autores estiman que pudieron registrarse hasta 70.000 muertes en 16 países (principalmente Francia e Italia), debido a las temperaturas extremas”.

En esta línea el grupo de especialistas en cambio climático de la Organización de Naciones Unidas (IPCC) ha alertado en informes recientes de que en las próximas décadas se producirá un aumento de la frecuencia, intensidad y duración de las olas de calor. El País Vasco no queda al margen de esta tendencia climática, motivo por el cual cuenta desde 2006 con un “Plan de Prevención en Situación de Ola de Calor” que describe los potenciales efectos de una situación de calor extremo sobre la salud de las personas e identifica los principales grupos de riesgo.

Para la realización del proyecto, el BC3 seleccionó cuatro municipios vascos que representan cada una de las zonas climáticas identificadas por Euskalmet: Donostia-San Sebastián (zona costera), Bilbao (zona cantábrica interior), Vitoria-Gasteiz (zona de transición) y Laguardia (eje del Ebro).

En el escenario de emisión más desfavorable, es decir, en una situación en la que no se pongan en marcha políticas de mitigación y las emisiones sigan aumentando, los impactos permanecerán constantes aproximadamente hasta 2050, momento a partir del cual se observa un aumento significativo de los impactos, así como un aumento de la variabilidad de los mismos.

En este escenario, la mortalidad aumentaría entre un 13% y un 54% en Bilbao, entre un 18% y 58% en Donostia-San Sebastián y entre un 46% y un 54% en Vitoria-Gasteiz, en el periodo 2020-2100. El rango viene determinado por la existencia o no de procesos de aclimatación fisiológica.

La viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, ha señalado que es necesario afrontar “el que es sin duda es uno de los retos ambientales más urgentes y complejos al que se enfrenta la humanidad” y que en este escenario, las estrategias de cambio climático regionales “se configuran como instrumentos imprescindibles para dar una respuesta eficiente y responsable junto con el resto de países y regiones”.

*El Foro Klimatek se desarrollará mañana en la sala Baroja del edificio Bizkaia Aretoa de Bilbao (Abandoibarra, 3) en horario de 9.30 a 13.00 horas. El encuentro está abierto a medios de comunicación. Tanto los responsables institucionales como los autores de los proyectos estarán a disposición de los medios a partir de las 10,45h. Más información: 619834726

Denuncian que el Gobierno vasco «incumple» el convenio sobre saneamiento de Urdaibai

El colectivo ecologista Eguzki sostiene que «el retraso en la ejecución del plan seguirá acumulándose»

Vista de Urdaibai.
Vista de Urdaibai. / Maika Salguero
EL CORREO COSTA/ JULEN ENSUNZA | gernika-lumo
 
El colectivo ecologista Eguzki ha vuelto a poner el foco de atención sobre el saneamiento de Urdaibai. De hecho, denuncia que el Gobierno vasco «tampoco cumplirá este año con los compromisos adquiridos» al respecto. La agrupación argumenta que en el proyecto de presupuestos presentado en el Parlamento, la partida destinada a colectores y depuradoras –12,5 millones– «no solo no permite empezar a ponerse al día con las inversiones pendientes, sino que garantiza que el restraso seguirá acumulándose sin remedio».

El Ejecutivo autónomo y el Consorcio de Aguas de Busturialdea suscribieron en 2014 un convenio de colaboración con el objetivo de rematar en cinco años la red de saneamiento integral de Urdaibai, que engloba a un total de 22 municipios. «En buena medida los vertidos siguen yendo a parar directamente a la ría y al mar, a pesar de que los plazos establecidos para solucionar este tipo de problemas por la directiva europea quedaron atrás hace años», recalcaron.

Para solucionar el problema, URA se comprometió a destinar algo más de 49 millones antes de 2019. El calendario de inversiones fijado en su momento contemplaba una inyección de 5 millones de euros en 2015, 13 el pasado año y 15,5 tanto el presente ejercicio como el siguiente. «Sin embargo, las obras arrancaron en 2016 con una partida de 5,4 millones a la que se sumarán dos millones más este año», explicaron.

Los proyectos pendiente de ejecución incluyen el colector general de la margen derecha de la ría de Mundaka, la central de bombeo de Sukarrieta, actualmente en construcción, y la conexión desde Muxika hasta la depuradora de Lamiaran, en Bermeo. La planta comarcal, construida por el Gobierno central, trata ya las aguas residuales de la villa marinera.