viernes, 26 de abril de 2013

Mendatako etxe pasiboen erosleek %40 aurreztuko dute energia kontsumoa


Mendatako etxe pasiboen erosleek %40 aurreztuko dute energia kontsumoa

Gaur goizean Mendatan egindako aurkezpena
Gaur goizean Mendatan egindako aurkezpena

Sopelan eraiki zuten passivhaus (etxe pasiboa) estandarrei jarraiki eraikitako Arabako, Bizkaiko eta Gipuzkoako lehenengo etxebizitza, baina Busturialdean bada Estatu mailan aintzindari izango den egitasmo bat, Mendatako Udalak Alemaniako Passivhaus Institutuaren estandarretan oinarritutako hamabost etxebizitza eraiki gura baititu. Etxebizitza pasibo bat eraikitzea apur bat garestiagoa izan arren, horien erosleek segituan amortizatuko ditutela nabarmendu dute sustatzaileek. Izan be, etxebizitza arruntekin alderatuz gero, energia kontsumoa %40 aurreztea ahalbidetzen dute Alemaniako institutuaren estandarretan oinarritutako eraikinek. Berogailu sisteman, bestalde, %85 aurrezten laguntzen dute.
Atzo bertan egin zuen Mendatako Udalak proiektuaren aurkezpena Elizosten, Eraginkortasun energetikoa guztion esku lelopean. Aurkezpenean, inguruko herrietako alkateak eta teknikariak batu ziren, etxebizitza mota horien onurak ezagutze aldera. Guztira, 40 lagun inguru batu ziren ekitaldian.
Joseba Mallea alkateak azaldu zuenez, eraginkortasun energetikoan oinarrituta, etxebizitza tasatuen gaiari «beste buelta bat» emon gura izan dio udalak. «Herri txiki batentzat proiektu oso aberasgarria izan daiteke etxebizitza pasiboena, jende gaztea erakartzeko balio baitu», Mallearen esanetan. Hala, inguruko herritarrek proiektuan parte har dezaten eskatu du.
Diego Arzanegi arkitektoa etxebizitza pasiboen onurez mintzatu zen. Haren berbetan, aurrezpen energetikoa etorkizuna da, «energiarik merkeena erabiltzen ez dena baita». Hala, etxebizitza pasiboak «errentagarriagoak» direla uste du Arzanegik.
Proiektu aitzindaria
«Aurrezpen energetikoaren eta etxebizitza eskuragarrien alde» eginez, passivhaus estandar zorrotzetan oinarritutako etxebizitza tasatuen Estatu mailako lehenengo promozioa ari da garatzen Mendatako Udala. Proiektu horrek «kalitateko etxebizitza eskaintzen» duela dio udalak; baita ingurumena zaintzen duela, kontsumo energetiko «oso baxukoa» dela, «eta prezio onekoa». Zehazki, hamabost etxebizitza tasatu eraikitzea aurreikusten du, denak passivhaus irizpideetan oinarrituta. Faseka eingo dituzte etxeak, bost fase bakoitzean.
Promozioa kooperatiba erregimenean egingo dute, eta babestutako etxebizitzen udal ordenantzako baldintzak betetzen dituzten pertsonei zabalik dago. Etxebizitzak kooperatiba erregimenean eginda, bitartekariei ordaindu beharreko gastuak albo batera utziko lituzkete erosleek, etxebizitza eraikitzea merketuz. Informazio gehiago jaso gura duten herritarrek udalagaz jarri beharko dute harremanetan.

Udalekuak monumentu multzo izendatzeko txostena aurkeztu du Iñaki Uriartek

Udalekuak monumentu multzo izendatzeko txostena aurkeztu du Iñaki Uriartek

Sukarrietako udalekuak
Sukarrietako udalekuak

Sukarrietako Begoñako Ama udalekuen eraikina eta inguruak Babesturiko Kultur Ondare izendatzeko txosten barriztua aurkeztu du Iñaki Uriarte arkitektoak Eusko Jaurlaritzako Hezkuntza, Hizkuntza Politika eta Kultura Sailean. Hain zuzen be, monumentu multzoaren kategoria emon diezaioten eskatu du Uriartek.
Euskal Herriko Justizia Auzitegi Nagusiak joan den otsailean  Bizkaiko Foru Aldundiak eta Sukarrietako Udalak jarritako helegiteak onartu ondoren, Sukarrietako udalekuak Babesturiko Kultur Ondare izendatzeko Eusko Jaurlaritzako Kultura Sailak 2011ko martxoaren 28an emon zuen agindua baliogabetu zuen. Joan den astean, Monumentuen Nazioarteko Egunean, Uriartek Sukarrietako udalekuen izendapena eskatzen duen txosten barriztua aurkeztu zuen Jaurlaritzako Kultura Sailean. Hemeretzi orriko txostena aurkeztu duela azaldu du arkitektoak. «Lege-gogoetak aurrerago aurkeztutako txostenaren berberak dira, baina, kasu honetan, arkitekturaren kalitatea eta udalekuetan garatzen den jarduera gehiago nabarmendu ditut. Azken horrek izugarrizko garrantzia pedagogikoa du, eta leku horretako jarduera hori ordezka ezina da».

Ondare «ukiezina»
Uriarteren esanetan, udalekuen ezaugarriak ez lirateke beste edozein gunetan emongo. Izan be, ibai-korronteen elkargunea da, ur geza eta gazia nahasten baitira itsasadarrean. Horrez gain, mendiz ingurutata dago, eta Bermeoko portua du hurbil. Halaber, Biosfera Erreserba baten baitan kokatuta egotea nabarmendu du Uriartek. Arkitektura, barriz, lurraldeari lotuta dagoela esan du Uriartek, «baserria irudikatzen baitu Ricardo Bastidaren eraikinak».
Uriarteren ustez, jarduera hori ezaugarri berberak dituen Euskal Herriko beste edozein gunera mugitzekotan, eraikin garaikide batera izan beharko luke, «eta deserrotzea izugarria litzateke, kasu hori emotekotan». Horregatik guztiagatik, Sukarrietako Begoñako Ama udalekuena «ondare ukiezina» dela deritzo, «gunea errepikaezina eta utziezina delako». Horren harira, Heidegger filosofoaren berbak ekarri ditu gogora Uriartek: «Gauzak ez daude bakarrik lekuan, baizik eta lekua dira».
Bestalde, Bizkaiko Foru Aldundirako txostena egin zuen Montaner arkitekto katalandarrak Sukarrietako udalekuetako eraikina «ez zela balio handiko lana» esan zuen. «Zoritxarreko esaldia izan zen hura», Uriarteren arabera. «Nik, barriz, alderantzizkoa aipatzen dut txostenean, hau da, Bastidaren lana ikaragarrizkoa dela».

Busturiko Altamira auzoko negutegirako erabilerak aztertzen ari dira

Busturiko Altamira auzoko negutegirako erabilerak aztertzen ari dira

Busturiko Altamira auzoan aspaldidanik utzita egon den negutegia auzolanean konpondu dute busturiarrek. Halanda be, Jone Arrasate Busturiko zinegotziak azaldu duenez, «oraindik ez dakigu zelako erabilera emongo diogun». Era berean, Busturiko tomate pikoluzea berreskuratu eta bultzatu gura dutela eta, horretara bideratu dezaketela aipatu du.
Hainbat urtetan inork erabili barik egon den Altamirako negutegia «guztiz hondatuta» zegoen, «utzita eta plastiko guztia zulatuta». Busturiar talde bat bilduta, auzolana eginez, konpontze lanak «ia amaituta» daudela esan du Arrasatek, «15 lagun inguru ibili gara horretan». Joan den asteburuan Busturian egon ziren agroekologiari buruzko jardunaldiei begira hasi ziren negutegia konpontzen.
Konpontze lanak ia amaituta badaude be, Arrasatek azaldu legez oraindik ez dakite zertara bideratuko duten, baina Busturiko tipikoa den tomate pikoluzea berreskuratzeko lanetan dabiltzatela-eta, horretarako erabil dezaketela aipatu du, «tomate mota hori apur bat galduta dago eta bultzada emon gura diogu». Argi dutena da, «produktu ekologikoak» bultzatuko dituztela horretan.
Buruan duten beste ideietako bat langabezian dagoen baten bati negutegia erabiltzeko aukera emotea dela jakinarazi du, «mantenu lanak egitea ahalbidetuko luke horrek». Herriko ikasleek be Eskola Agenda 21erako erabil dezaketela be esan du.

jueves, 25 de abril de 2013

El arco de San Mamés

Tribuna Abierta
Algunas Peñas Defienden su Pervivencia

El arco de San Mamés

* Arquitecto, Por Iñaki Uriarte - Jueves, 25 de Abril de 2013 -
HACE casi un siglo, el 21 de agosto de 1913, se inauguró el campo de football, del Athletic Club de Bilbao, un terreno de juego perimetralmente vallado con una tribuna de madera proyectada por el insigne arquitecto Manuel María Smith. Situado en las afueras de una villa que empezaba a expandirse desde su centro histórico hacia el otro lado de la ría por la anteiglesia de Abando, junto al edificio de la Santa Casa de Misericordia (1871) y el hospital de Basurto (1908).
Posteriormente, en 1924, ya se ampliaron dos laterales y se hizo una primera grada, la de Capuchinos. En 1953, se construyó la tribuna principal con su amplia cubierta soportada por el gran arco, poco después, en 1961, la tribuna norte de Misericordia; y en 1972 la tribuna este, que permanecerá en la última remodelación de 1982 para el Campeonato Mundial de Fútbol ya con una capacidad de 46.000 espectadores. Actualmente, solo alguna institución culta y sensible podría evitar la tragedia cultural e identitaria que supone la destrucción del arco de la tribuna de San Mamés.
En 1950, en plena dictadura, el club entonces Atlético de Bilbao, siendo presidente Enrique Guzmán, convocó acertadamente un concurso de ampliación y reforma de San Mamés. Resultó ganador el equipo formado por los destacados arquitectos: José Antonio Domínguez Salazar, Ricardo Magdalena Gayán, Carlos de Miguel González y el prestigioso ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Carlos Fernández Casado, artífice del cálculo estructural.
Los autores del proyecto (1951) plantearon que la tribuna fuese el elemento fundamental del conjunto, de modo que dominara y definiese la arquitectura del futuro campo evitando lógicamente los pilares de apoyo intermedios. Pretendieron algo funcional, audaz y original: construir la cubierta como una superficie cilíndrica organizada en losas curvas de hormigón armado apoyadas en arcos del mismo tipo y que sería la más grande del mundo en aquella época. Pero la situación económica de la todavía posguerra aportó la sensatez necesaria para reflexionar y volver a la solución inicialmente descartada: una estructura metálica.
La obra se inició el 23 de enero de 1952 e incluso en su transcurso se modificaron algunos aspectos importantes, muestra de la capacidad técnica y compresiva de sus autores y las empresas participantes. Era la primera vez que se empleaba la tipología de arco o bowstring en una estructura deportiva. En su realización, con difíciles condiciones de todo tipo, desde meteorológicas hasta de medios auxiliares, intervinieron empresas vascas: desde el acero suministrado por Altos Hornos de Vizcaya a la S. A. Basconia de Basauri, que hizo la estructura metálica cuya instalación realizó la Sociedad Ibérica de Montajes Metálicos S. L. de Bilbao y la constructora Isidro Castellanos S.A., que acometió el resto de la obra.
El resultado fue excelente, demostrando experiencia y técnicas sobresalientes, especialmente en el caso de los soldadores por la dificultad de su trabajo y en el de una ejecución del hormigón armado muy esmerada por lo que se abujardó en la fachada principal como acabado definitivo. El complejísimo montaje se completó el 13 de marzo de 1953 y la tribuna, con todas sus localidades, se ocupó el 12 de abril, en el partido del entonces Atlético contra el Oviedo (3-3), aunque la inauguración oficial se hizo el 8 de noviembre con un extraño encuentro entre dos selecciones extranjeras: Suecia y España. San Mamés surgió con el don de la belleza.
Dada la proeza tecnológica de esta genial estructura es necesario describirla con la máxima precisión. Esencialmente está constituida por elementos metálicos soldados construidos con almas y platabandas de 8, 10 y 12 mm., además de los perfiles convencionales. Aunque habitualmente se referencia figurativamente como el arco de la tribuna de San Mamés, en realidad se trata de dos enormes arcos atirantados paralelos de 115 metros de longitud, separados 6,60 metros y arriostrados entre sí por cruces de San Andrés de 578 x 180 mm. apoyados en sus extremos, con articulación fija en uno y de libre deslizamiento el otro. El canto de cada uno es constante, 1,74 m. y 0, 50 m. de base, y en su centro alcanzan una altura de 16,28 m. sobre la base de los tirantes horizontales.
El arco es expresión propia de una ingeniería docta y refinada y paradigma de una cultura del hierro sobria y eficaz; es genuinamente espléndido, arquitectónicamente bello y paisajísticamente sublime
Desde ellos se suspende un amplio techo inclinado hacia la fachada del recinto. Este tablero de la cubierta, constituido con perfiles metálicos cada 6 metros en sección de doble T de 28 metros de ancho y canto variable de 350 a 1320 mm., se sustenta en tres apoyos: uno empotrado en los pilares de la fachada y dos en los largos tirantes longitudinales bajo los arcos, siendo el último tramo en voladizo de 7,40 m. Sobre ella, transversalmente están las correas, perfiles doble T de 10 cm. y el revestimiento inicialmente de uralita por el exterior y de tablero en el interior. Los tirantes son sostenidos cada 6 m. por las péndolas, las barras verticales de 40 mm que penden de los arcos. La racionalidad del cálculo se expresa a su vez en su sencillez geométrica.
"El arco es la expresión final, formal y consecuentemente figurativa de una colosal estructura metálica minuciosa y austeramente calculada, excelentemente fabricada y brillantemente montada, propia de una ingeniería docta y refinada y paradigma de una cultura del hierro sobria y eficaz, por lo que el resultado era, y es, genuinamente espléndido, arquitectónicamente bello y paisajísticamente sublime."
Esta estructura, junto con el Puente de Bizkaia (1893) y el Muelle De Hierro (1887), son las grandes obras en hierro de Euskal Herria relativas únicamente al ámbito de Bilbao, referenciadas en importantes publicaciones técnicas internacionales. Sus dimensiones y forma le otorgan una elegancia que junto con el ascensor de Mallona, El tigre de Deustu y la grúa Carola constituyen destacados hitos celestiales del horizonte bilbaino.
El arco y Tribuna de San Mamés es un bien de interés cultural por su valor histórico, tecnológico, paisajístico y social que en el vigente Plan General de Bilbao de 1994 estaba catalogado como de Protección Especial Nivel A, el máximo, pero en la reunión de la Comisión de Patrimonio de Bilbao de 12 de mayo de 2006, aprobaron que se rebajara su grado al de Conservación Básica nivel D, lo que facilitaba su demolición.
Solamente intervino en defensa del arco Herria Aurrera, que presentó al acuerdo plenario del 25 de mayo de 2006 la siguiente alegación: "Mantener el actual nivel de protección (A) del Arco de San Mamés y de tener que proceder a su traslado al nuevo campo de fútbol se haga con todas las garantías de conservación de toda su estructura". Los colegios profesionales de arquitectos e ingenieros se mantuvieron en silencio. Los compromisarios de los socios no han dicho apenas nada, únicamente la Peña Deusto ha tenido la sensibilidad, dignidad, acierto y éxito no solo de reivindicar su permanencia sino incluso de organizar una recogida de firmas que ha llegado a unas 20.000.
En 1996, el alcalde Josu Ortuondo admitía la posibilidad de ampliar el campo en su propio emplazamiento y en marzo de dicho año el Athletic, siendo entonces presidente Jose Mª Arrate, por su cuenta y sin consenso municipal alguno -el Plan de Abandoibarra ya estaba desarrollándose- procedió a la presentación consecutiva, los días 7 y 11, con una enorme expectación mediática, de dos anteproyectos de nuevo campo encargados a los arquitectos Santiago Calatrava y Norman Foster en un emplazamiento junto al puente de Deusto. El 25 de febrero de dicho año, el entonces concejal de EA José Manuel Uribarri ya presentó la idea precursora de la actual situación: "Girar el campo 90º trasladando hacia atrás el arco".
En todo este proceso no ha existido debate, ni desde un ámbito urbanístico arquitectónico, ni patrimonial ni económico sobre este propósito, empezando en primer lugar por si era necesario un campo nuevo o se podía ampliar el actual. Se ha esperado al centenario del inicial para una obra nueva que no ha suscitado apenas críticas. Además, al margen del arco, es seguro que el nuevo campo hubiese sido mucho más acertado de haberse manejado otros proyectos, tanto por experiencia de los participantes como por un proyecto de ejecución resultante que recogiese aspectos interesantes y mejorables de los otros concurrentes. La arquitectura ha quedado relegada por su opresivo entorno. Es decir, una obra costosa para contener además de un terreno de juego y gradas todas las imposiciones que los socios de la empresa San Mames Barria exigen y los socios del club no reclaman.
En definitiva, ha sido una gran oportunidad desperdiciada para hacer ciudad habiendo construido en lugar adecuado considerando el dinero derrochado y la relevancia social de lo deportivo, una obra de gran calidad arquitectónica, que es algo más que funcional y espectacular, paisajística y simbólicamente interesante.
La desaparición por destrucción del arco de San Mamés o su emplazamiento compasivo en un sitio sin relación con el nuevo campo ni relevancia paisajística, además de una denuncia por la desidia de los responsables políticos en asuntos de cultura, es la demostración palpable de un pueblo sin autoestima identitaria, una frivolidad social, un rotundo fracaso colectivo, la renuncia a una de sus más destacadas e importantes creaciones, en definitiva una dolorosa derrota cultural.