jueves, 20 de diciembre de 2012

Se presenta el proyecto “Cambio Climático en la Costa de España”-C3E

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente presenta el proyecto “Cambio Climático en la Costa de España”-C3E


19/12/2012
Elaborado por la Universidad de Cantabria, integra la adaptación al cambio climático en la planificación y gestión de los sectores, sistemas y recursos vulnerables al cambio climático en las zonas costeras
Cuenta con un visor web de consulta de resultados y un simulador de los cambios en la dinámica costera por efectos del cambio climático
El proyecto C3E se ha puesto a libre disposición a través de un Portal de Internet alojado en los servidores de la Universidad de Cantabria y enlazado en la página web del Ministerio www.magrama.es
La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro y el director general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Pablo Saavedra, han presentado hoy conjuntamente el proyecto “Cambio Climático en la Costa de España”, el C3E, promovido por el Ministerio y realizado por la Universidad de Cantabria.
A través de este poryecto, es posible integrar en la planificación y gestión de los sectores, sistemas y recursos vulnerables en las zonas costeras la adaptación al cambio climático.
El proyecto ha sido presentado en un acto público para dar a conocer a la sociedad en general, a los medios de comunicación y a los responsables e interesados en la planificación y gestión de las zonas costeras este trabajo y sus potencialidades de aplicación porque, según ha dicho Susana Magro “nuestro deseo es trasmitir conocimiento y herramientas a los técnicos y responsables , CCAA, Ayuntamientos y empresas, con el objetivo de minimizar los impactos del cambio climático en nuestras costas”.
Susana Magro ha destacado que “los últimos informes del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) señalan las múltiples evidencias procedentes de diversas fuentes de observación, de las que se concluye que el calentamiento del sistema climático es inequívoco”. Y por eso “este proyecto es fundamental para evaluar en detalle los actuales y potenciales impactos por efecto de los cambios proyectados en las variables climáticas y en consecuencia para ajustar y adaptar las actuaciones que se llevan a cabo en el ámbito costero.”
Por  su parte,  Pablo Saavedra ha resaltado que “debemos tener en cuenta que la zona costera es sin duda una de las zonas más sensibles ante las acciones de cambio climático en España, por eso se considera prioritaria en el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático.”. Además Saavedra considera que este proyecto “ofrece información muy valiosa para la selección de infraestructuras costeras, que habrá de basarse en potenciar, entre otros criterios, la seguridad de las personas, la regeneración ambiental o la defensa de la costa frente al mar, por encima de otras consideraciones".
A este respecto, el director general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar ha añadido que  “queremos apostar por la participación privada y la Ley de Costas crea unas condiciones favorables para ello. Es una Ley que facilita el desarrollo de actividades pero no cualesquiera, sino aquellas que redunden en la protección del litoral.”.

HERRAMIENTA PUBLICA
El proyecto C3E ha finalizado recientemente y entre sus resultados y productos se encuentran una serie de herramientas que van a permitir un importante progreso hacia el objetivo último del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático: la integración de la adaptación al cambio climático en la planificación y gestión de los sectores, sistemas y recursos vulnerables al cambio climático, en este caso las zonas costeras.
Entre estas herramientas hay que señalar un visor WEB de consulta de resultados, la base de datos on-line de resultados asociados y un simulador de los cambios en la dinámica costera por efecto del cambio climático que permite analizar la variabilidad de los índices e indicadores desarrollados para evaluar impactos.
El objetivo general de C3E es elaborar bases de datos y desarrollar metodologías y herramientas destinadas a la evaluación de los impactos y la vulnerabilidad, e identificar las medidas de adaptación que pueden dar respuesta a las necesidades del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático en las zonas costeras, sobre una base científica, técnica y socio-económica, teniendo en cuenta la variabilidad del clima y el cambio climático presente y futuro.

EVALUACION Y GESTION DE LOS RIESGOS DE INUNDACIONES
En el ámbito de las competencias del MAGRAMA, C3E se va a aplicar en el cumplimiento de la Directiva europea 2007/60/CE, relativa a la evaluación y gestión de los riesgos de inundación, transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico por el R.D. 903/2010, de 9 de julio, de evaluación y gestión de riesgos de inundación, siendo un claro ejemplo de integración de la adaptación al cambio climático en las políticas sectoriales competencia del MAGRAMA y un uso optimizado de la información generada y disponible en la Administración.
El ahorro que puede suponer esta medida para la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar es de casi un 60% del presupuesto estimado para la ejecución de la segunda fase de la implementación de la Directiva de Inundaciones, consistente en la elaboración de mapas de riesgo.
Todos los productos generados por el proyecto C3E se han puesto a libre disposición a través de un Portal de Internet alojado en los servidores de la Universidad de Cantabria y convenientemente referenciado y enlazado en la página Web del MAGRAMA.

ESTUDIOS PILOTO
 Adicionalmente, el proyecto C3E contempla desarrollar una serie de estudios piloto donde ejemplificar la aplicación de los resultados a sitios concretos de la geografía española: bahía de Santander, Manga Mar Menor, Delta Ebro, Puerto de Langosteira (A Coruña), Maspalomas y el Parque Nacional de Islas Atlánticas. En breve se elaborará una publicación de síntesis del proyecto y de su aplicación en estos lugares piloto.

INTERNACIONALIZACIÓN DEL PROYECTO
 La Oficina Española de Cambio Climático (OECC) consciente del carácter innovador y pionero de los trabajos que se desarrollan en España en el ámbito de la evaluación de los impactos del cambio climático en las zonas costeras, ha promovido de forma continua la presentación y la transferencia de este conocimiento y tecnología en múltiples ámbitos internacionales. Por un lado, en el contexto de Naciones Unidas, dentro del llamado Programa de Trabajo de Nairobi, se ha presentado la metodología desarrollada por la Universidad de Cantabria, integrándose en la base de datos correspondiente. En el ámbito de Iberoamérica, donde la OECC lidera la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC), se ha desarrollado durante los últimos años –con financiación española- el proyecto C3A (Análisis de los impactos del cambio climático en la costa de América Latina y el Caribe). Este proyecto regional es consecuencia de un mandato del Foro Iberoamericano de Ministros de Medio Ambiente a la RIOCC, y sus resultados se han presentado el pasado mes de octubre: Seis publicaciones y una herramienta puestas a disposición de todos los países de Iberoamérica, complementada con un programa de capacitación del que se han realizado ya dos ediciones.

REFERENCIAS

miércoles, 19 de diciembre de 2012

El lobby incinerador quiere quemar 7,5 millones de toneladas anuales de residuos urbanos

El lobby incinerador quiere quemar 7,5 millones de toneladas anuales de residuos urbanos

 AMIGOS DE LA TIERRA http://www.tierra.org/spip/spip.php?article1689

Retorna rechaza la creciente apuesta por la incineración, siendo el caso más evidente la voluntad de importar residuos en Mallorca, y promueve alternativas como el Sistema de Retorno de envases y la recogida puerta a puerta.
El lobby que promueve la incineración de residuos urbanos en España ya ha puesto objetivos y fechas a sus intereses. Por medio de un informe de la Fundación Fórum Ambiental defiende la alternativa de quemar nada menos que 7,44 millones de toneladas anuales de residuos para el año 2020. Y además, lo justifican afirmando que tal acción contribuye a la lucha contra el Cambio Climático.
Aunque es cierto que el gas metano que desprenden los vertederos es un potente gas de efecto invernadero -hasta 25 veces más que el CO2-, destinar a la incineración el rechazo de las plantas de clasificación de residuos no sólo contribuye a emitir CO2, dioxinas y furanos a la atmósfera, sino que además, desperdicia materia prima recuperable y genera hasta un 30% de cenizas y escorias tóxicas que hay que gestionar. Es decir, no es un negocio salvo para las plantas incineradoras y el mercado de créditos de carbono. Además, el ahorro energético conseguido mediante la reutilización o el reciclaje es muy superior a la energía obtenida de la incineración, especialmente si no se dispone de cogeneración.
La asociación Retorna considera que la incineración de los residuos no es la solución. En primer lugar porque no contribuye a atajar el problema de raíz que es el de reducir la generación de los mismos. Al contrario, para que una incineradora sea rentable son necesarias unas toneladas determinadas de antemano, que muchas veces no se generan, como es el caso de la incineradora Tirme, en Mallorca. En este sentido, la más clara evidencia es que el pleno del Consell de Mallorca acaba de aprobar la importación de residuos de diversos países europeos para la planta de Son Reus sin los informes preceptivos ni las garantías jurídicas necesarias, como han denunciado desde el GOB de Mallorca. Y en segundo lugar, porque como promotores del Sistema de Retorno de envases, creemos que junto con la separación domiciliaria de la fracción orgánica es la fórmula más sostenible de poder gestionar los residuos de envases.
El modelo más extendido para separar las basuras se basa en cuatro contenedores: papel-cartón, vidrio, envases y resto. En algunos municipios se ha incorporado un quinto contenedor para destinarlo exclusivamente a la fracción orgánica. Es esencial que este quinto contenedor (o un sistema similar de recogida) se extienda a todos los municipios puesto que es el que garantiza una separación de calidad de la materia orgánica, y que esta pueda ser destinada a compostaje. El producto resultante del proceso de compostaje, el compost, es un abono natural para los empobrecidos suelos de la península ibérica. Además, a diferencia de la incineración, el compost contribuye a la lucha contra el Cambio Climático inmovilizando carbono de forma estable.
Para ayudar a conseguir los máximos niveles de recogida selectiva es imprescindible promover sistemas de recogida simples, cómodos y cercanos a la ciudadanía. Cada municipio tiene sus necesidades y sus características, por lo que definir un único modelo de recogida como el mejor es imposible. No obstante, de entre todos los sistemas de recogida en funcionamiento, merece especial atención el sistema de recogida domiciliaria puerta a puerta. Este sistema, común en muchos países europeos, e implantado en los últimos años en numerosos municipios de Cataluña y el País Vasco logra más de un 80% de recogida selectiva de gran calidad, lo que evita recurrir a la incineración, que por otra parte es una fórmula muy costosa.
La Ley de Residuos de 2011 exige que para 2020 más de la mitad de los residuos que hoy se arroja a los vertederos, sea recuperada, ya sea a través de la reutilización o del reciclaje, operaciones jerárquicamente por encima de la incineración. Pero la recuperación algunos la entienden como incineración, es decir la supuesta destrucción por combustión, con las emisiones de CO2 y otros gases muy contaminantes. Retorna considera que esa recuperación debe de ser para obtener nueva materia prima como la que proporciona el retorno de los envases y el reciclado de la materia orgánica en compost, tan imprescindible en un país en el que más del 40% del territorio está amenazado de desertificación. El Sistema de Retorno de envases, la recogida puerta a puerta o nuevos instrumentos fiscales, entre otras herramientas poco exploradas en nuestro país, son la llave para acceder a un nuevo modelo racional y sostenible de gestionar nuestros residuos.