viernes, 23 de septiembre de 2016

Mas sobre el arboricidio de Antzora

vista de la playa de karabineros y de la casa ilegal

Independentzia eta Urdaibai gure esku dagoz!

Resultado de imagen de urdaibai

Barriro hauteskundeak eta betiko galderak gure buruan. Zertarako? Lan egiten badogu, galdu edo irabazi ein geinke, baina galduta gagoz ez badogu egiten. Ez noa independentziari buruz berba egiten, Urdaibain zer gertatzen dan eta hauteskundeak zertarako balio dabenari buruz baino!

Busturialdean, azkanengo 15 urtetan 12.000 lanpostu galdu dira, industria lur jota, arrantza oso egoera eskasean, hostalaritzak eta merkatariek erreskatea behar dabe, gazteen %40a lanik barik eta daukonak prekaritatean eta soldata murritzekaz... Azkanengo 10 urtetan egin daben balorazioa da «urte historikoa».

Oin dala 25 urte esan euzkuen gure etorkizuna «eskualde dormitorio» zala. Urdadibaiko legea aldatzen egon direnean entzun dogu «el jardin de Bilbao» izan behar ginela. Oin dala 15 urte Ajangiz eta gero Muxikako industriagunea ez baziren egiten, «trena» galduko genduala. 2006an ikaragarrizko iniziatiba bat eukiela lanpostuak sortzeko eta aldundiak 800.000 euro jarri ebazan, eta 20 udalerrik beste horrenbeste. Busturialdeko udalek jarritako dirua Gernikako industriagunea txukun jartzen erabili barik, Bizkaiko beste industriagune batzuk egiten gastatu dabe.

Bermeok, Mundakak, Elantxobek, aldundiak eta Jaurlaritzak 2008an beste ideia zoragarri bat asmatu eben «Danokin», kofradi zaharrean kokatua eta berrikuntza zentro bat, eskualdean enpresak sortzeko. Diru publikotik 17 milioi euro «xahutu» dabez, eta oin ez dau Bermeon, Zierbanan baino. Patronatua ez da Urdaibaiko aktore bat, «titere» moduan daukie. PADASa ez dabe martxan jarri nahi; zaharkitua egongo da, baina geldirik egon baino hobe izango da

Esaten deuzkue 1.000 lanpostu sortuko dabezala, enpresak erakarri behar direla, gazteeri bideak zabaldu behar jakezela…. Galdera luzatzen diet: Dalia eta Maltako lurrak aldundirenak dira, enpresa bi horietan ia 3.500 langilek lan egin eben. Enpresak erakartzen horren fenomenoak bazarie, zergaitik ez dozue erakartzen gutxienez 300 langileko enpresa bat? Nun dau Gernikako Udalak eta aldundiak sinatu eben erregenerazio plana? Zuentzako lurra urbanizatzea da enplegua sortzea, hor dagoelako «negozioa». Eskualdeak «industria politika» behar dau, eta ez «urbanismo politika». Ez engainatu jendea, «keie» saltzen zabizie.

Nork esan dau etxean geldirik egoteko arrazoiak daukoguzanik! Ez pentseu administrazioko planak, boletinak eta orain modan jarri den BPGak gauzak konponduko dabezanik. Mogidu ein behar gara, antolatu, batu eta bultza egin.

Datorren 25an etapa bat daukagu, martxan jarri behar dogu eskualdea. Bide berdinean jarraitzen badogu emaitza berdinak lortuko doguz. Eskualdez eskualde lan egin behar dogu. Jon Maiak esaten eban «hoba dala euskeraz bizi eta ez euskararen alde». Gure bizitzako sentimenduak eta gogoak adibide horretan jarri ahal doguz.

Vecinos de Busturia vuelven a denunciar el estado del río Mape

El río Mape, con su apecto seco actual.Foto: I. Fradua

Tres captaciones de agua “abusivas” provocan que el caudal se reduzca de forma drástica en los meses estivales


Viernes, 23 de Septiembre de 2016 - Actualizado a las 06:04h


Busturia - Vecinos de Busturia denuncian un problema que se ha vuelto endémico durante la época de verano, que provoca que el río Mape de la localidad no llegue a tener el caudal ecológico mínimo requerido. Tras denunciar sistemáticamente una situación que incumple la normativa, muestran su hartazgo al no vislumbrar ninguna solución por parte de las instituciones competentes. “No hay interés por mantener el río sano o hacer algo con las infraestructuras que están construidas hace más de 35 años, ya que no ha habido nuevas inversiones”.

La situación que presenta el río busturiarra durante los meses del año que transcurren desde mediados de junio hasta octubre, es que el caudal baja considerablemente y además, las captaciones que se hacen, “son muy abusivas, prácticamente totales”, reseñan. Desde que nace hasta su desembocadura hay tres captaciones, dos en el nacimiento del Mape, que según señalan, “son del 100%, totalmente cerradas y no pasa ni una gota” y una tercera más abajo, cerca de la desembocadura, “que si no es del 100%, anda cerca, ya que deja un chorro inferior al que puede tener un grifo de casa”.

Tras denunciar la situación a URA -Agencia Vasca del Agua-, también han hablado con el Consorcio de Aguas y el Ayuntamiento sobre la situación que se vive. “El Consorcio conoce bien el problema, pero según nos dicen es algo que deben de hacer para que la gente pueda tener agua. Añaden, además, que al cortar el cauce del río hay quejas de dos o tres personas, pero que si hiciesen cortes de agua, habría quejas de 50.000 personas de Urdaibai”. Las plantaciones que rodean el afluente, sobre todo en su nacimiento, son eucaliptos, que absorben pero no mantienen el agua. A eso hay que añadir que el consumo en la comarca crece al multiplicarse el número de habitantes, y que sus aguas abastecen a las localidades de Busturia, Sukarrieta y Mundaka.

Este problema perdura durante los últimos 15 años y lo llevan denunciando desde hace 10, con el objetivo de “parar esto e intentar recuperar el río, no solo ir contra las captaciones”. - A. Erdaide

Aldundiak hondartzen kalitatea adierazten duten ziurtagiriak mantendu nahi ditu


Bizkaiko Foru Aldundiak Aritzatxu (Bermeo), Laida, Laga (Ibarrangelu), Ea, Ogella (Ispaster), Isuntza, Karraspio (Lekeitio) eta Arrigorria (Ondarroa) hondartzek dituzten kudeaketako UNE-EN ISO 9001:2008 eta ingurumeneko ISO 14001:2004 ziurtagiriak mantendu nahi ditu, hurrengo urteei begira.

Kalitatea eta kudeaketa ziurtatzen duten ziurtagiri hauek aplikatzearen helburua hau da: hondartzetako ingurunea modu adeitsuan erabiltzea, erabiltzaile guztiei sarbidea erraztuz eta hareatzen kalitatea hobetzeko lan egitea.

Bizkaiko Foru Aldundiak ziurtagiri hauek mantentzeko helburua finkatu du, 2018 urteari begira. Izan ere, ziurtagiri horiek lortzeko hainbat baldintza eguneratuak izan ziren iazko irailean. Hori dela eta kalitatezko zerbitzuak emateko eta ingurumenak jasaten dituen eraginak murrizteko zenbait programak jarri ditu abian.

Kudeaketa sistema honen adibideak dira hondartzetan jarri dituzten eguzki-panelak eta dutxetako eko-erreduzitzaileak, komunetako ur kontsumoa murrizteko. Hondakin gutxiago sortzeko eta erabiltzaileek sortutako edo itsasoak ekarritako zaborra batzeko neurri bereziak ere hartu dira.

Aurrekariak


Bizkaiko hondartzetan ISO 9001 eta 14001 ziurtagiriak lortzeko prozesua 2001eko ekainean hasi zen, Bizkaiko Foruko Ingurumen Sailak, Eusko Jaurlaritzako Osasun Sailak, Salbabide eta Laguntzako Bizkaiko Federazioak, BBKren Gizarte Ekintzak eta Bizkaiko kostaldean dauden udalerriek, Bizkaiko Hondartzen kudeaketa eta kalitateari buruzko Esparru-akordioa sinatu zutenean.

Akordio horren ondorioz, instituzio eta erakunde sinatzaileek Hondartzak Kudeatzeko Sistema Integratu bat garatu zuten. Hasieratik, helburua herritarrei kalitatezko zerbitzuak eskaintzea eta natur guneak babestea izan zen.

Horretarako, kalitatearen arloko UNE-EN ISO 9001 eta ingurumenaren arloko UNE-EN ISO 14001 nazioarteko ereduak erabili dira eredu gisa. ISO arautegiak aplikatzeak kudeaketan etengabeko hobekuntzak aplikatzea adierazten du.

martes, 20 de septiembre de 2016

DOT: cambio de rumbo

 
 
Militante de la izquierda abertzale

 

El Gobierno de la CAV ha pretendido darle un gran énfasis a la participación ciudadana para la revisión de las «Directrices de Ordenación del Territorio» (DOT). No sería para menos.


2016/09/20
No se trata de que el poder hegemónico de una institución marque estos ejes. Ni de que siga dibujando el desarrollo del territorio de la CAV, como un continuo urbano, cementado, «Euskal Hiria», como algunos desde los mercados y con el apoyo del poder político hegemónico, han pretendido, vaciando de capacidad de desarrollo solidario a Euskal Herria, como pueblo, a partir de la tierra.

Es de suponer que se trata más bien de acordar y de plasmar nuestro «concepto del mundo y de la vida» en unas Directrices de Ordenación del Territorio, en la perspectiva del establecimiento de las bases de nuestro contrato social, para una vida digna en solidaridad con los demás y con la tierra, sobre todo, ante los desequilibrios sociales, miseria, esclavitud y dilapidación de nuestros recursos naturales. Si estos ejes no los marcamos todos, no serán ni justos ni solidarios.

En el marco del debate que este diario abrió se han ido recogiendo distintos criterios sobre los que debería pivotar nuestra relación con el territorio, y que han sido, por otra parte, motivo de reivindicaciones y movilizaciones de distintos agentes socioeconómicos, sindicales y políticos frente a las atrocidades del neoliberalismo en las últimas décadas. Quisiera recordar en unas pinceladas la reciente historia y animar al mismo tiempo a la lucha en su consecución.

Siendo la participación, pues, fundamental, todos somos conscientes, sin embargo, de la debilidad del planteamiento, al entender que históricamente –y me refiero tan solo a estos 40 últimos años– quien ha dominado la ordenación del territorio ha sido el neoliberalismo con el apoyo político hegemónico del PNV (acompañado de los unionistas), en nuestro caso, en todos los niveles institucionales. Hinca sus raíces este dominio en la aceptación por parte de este partido del Régimen establecido en 1978 a cambio del Gobierno de la CAV. Es de suponer, sin embargo, que la llamada que hace este Gobierno a la participación no sea al desarrollo del Régimen establecido. Pero ahí tenemos, a pesar de todo, un importante hándicap que salvar. Por ejemplo, de entrada, no podemos marcar criterios para nuestras costas, mar, sector pesquero, puertos comerciales, etc. Y lo tendremos muy difícil para soslayar o paliar las grandes decisiones energéticas, nuclear, fracking; o las grandes infraestructuras de comunicación, o, en general, las consecuencias derivadas de una mala gestión desde Madrid de los diferentes sectores socioeconómicos, que puede afectarnos gravemente en nuestro desarrollo humano digno y solidario.

Supongamos, no obstante, que puedan llegar a superarse todas las dificultades y antagonismos iniciales y acordarse criterios fundamentales, básicos, que puedan conducirnos a una vida solidaria y justa ahora y en las siguientes generaciones. La experiencia nos dice que todo plan se modifica, si interesa a los especuladores financieros. Ejemplos tenemos en todos los niveles generales y locales: central nuclear de Lemoiz, Repsol, AHT, fracking, modificaciones de suelo para inversiones especulativas en vivienda, áreas industriales vacías, vías de comunicación discutibles, etc.

¿Qué confianza se puede tener, por otra parte, en ese poder político hegemónico, que ahora nos llama a participar, que no ha hecho el menor caso ni de sus propias instituciones, cuando le advertían de la imposibilidad de un desarrollo «sostenible» desde la especulación? Un ejemplo. El departamento de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del G.V., a través de la «Sociedad Pública de Gestión Ambiental» (IHOBE) programó una “Estrategia Ambiental Vasca de Desarrollo Sostenible (2002-2020)”, que establecía las metas ambientales que debe alcanzar la sociedad vasca, para la consecución de un nivel óptimo de calidad de vida: «Garantizar aire, agua y suelos limpios; gestión responsable de los recursos naturales y residuos; protección de la Naturaleza y Biodiversidad; equilibrio territorial y movilidad; limitar la influencia del cambio climático». Enloquecidos por el desarrollismo salvaje y especulador, no sólo no han hecho caso de la Estrategia Ambiental propuesta desde su propio Gobierno, sino que ni siquiera han sido capaces de analizar y corregir en consecuencia los planteamientos después de la crisis de 2007.

En efecto, la mayor parte de los planes territoriales parciales y el Plan Territorial Sectorial de Actividades Económicas y Equipamientos Comerciales (2005-2016), aprobados en desarrollo de las DOT de 1997, siguen las misma tendencia desarrollista, consumidora de suelo y dilapidadora de recursos naturales, a pesar de las alegaciones y movilizaciones, en muchos casos, de diferentes agentes sociales. En deterioro de nuestra propia producción alimenticia, con la aprobación de estos planes parciales y sectoriales, seguimos explotando a terceros países, en beneficio de las grandes multinacionales de la distribución. Más aún, están descalificando suelos agrarios para superficies de «logística», preparando el terreno al Tratado secreto América-Europa «TTIP». Estos planes siguen apoyando la inversión especulativa en vivienda. Se sigue artificializando el suelo y no se aplican las medidas correctoras para la reducción de la huella ecológica, que plantea la Estrategia Ambiental.

El colmo de la cacicada o del absurdo es el descalabro que han organizado en Busturialdea, corazón y base de la «Reserva de la Biosfera de Urdaibai» (1984). El PNV no sólo incumple, sino que además modifica y se mofa, en el más puro estilo neoliberal y caciquil, del cuerpo legal que protege y desarrolla la Reserva y que comprende: la Ley de Protección y Ordenación (1989), aprobada por unanimidad por el Parlamento Vasco, y como desarrollo de ésta, los decretos del G.V. de Plan Rector (1993) y de “Programa de Armonización y Desarrollo de las Actividades Socioeconómicas” (1998), previamente acordado con los distintos agentes económicos y sociales de Busturialdea. En mi experiencia en esta materia creo que es el Plan Estratégico más participado, y que plantea objetivos más claros de desarrollo solidario y justo. Sin embargo, estos objetivos aparecen, contradictoriamente, como el hueso más duro de roer por quien tiene «mando en plaza». Da la impresión de que les estorba el marco legal establecido por ellos mismos. Modifican suelo agrario en industrial, sin plan alguno, en pura especulación, cuando el 30% del suelo industrial de Bizkaia está vacío. Desprecian los recursos humanos y la aportación el cuidado de los recursos naturales de la Cuenca (el agua, los montes …), seguimos echando mierda al estuario en la Reserva, etc. O, peor aún, aprueban el PTS de Actividades Económicas (2005) o el PTP Gernika-Markina (2016), aplastando o modificando los objetivos que ellos mismos aprobaron previamente en la Ley de Urdaibai y sus decretos. ¿Están quizá buscando que la UNESCO retire la designación de «Reserva de la Biosfera», porque esta designación y plan subsiguiente no «protegen» el chip especulativo de su sistema?

Está claro que no es sostenible esta situación, que hay que parar, reflexionar y cambiar de rumbo. En Euskal Herria se ha trabajado entre organizaciones sindicales y sociales, para intentar darle vuelta a la tortilla y se ha llegado a elaborar una Carta Social de derechos, de gran valor, por tanto. En su base se encontrarían algunos criterios fundamentales para las Directrices de Ordenación del Territorio. Sería necesario socializar y empoderar a la sociedad para la consecución de un desarrollo justo y de solidaridad entre todas y en relación con la tierra. Sería determinante para este empoderamiento y cambio de rumbo, estructurar «aquí y ahora un país compartido».

domingo, 18 de septiembre de 2016

10 crímenes medioambientales que cometes en la cocina de tu casa

¿Quieres cocinar por un planeta más sostenible?
¿Quieres cocinar por un planeta más sostenible? / GETTY
  • Lo que compras, lo que cocinas y lo que tiras tiene consecuencias para el planeta
  • Hablamos de cómo optimizar nuestras costumbres con un portavoz de Greenpeace

Carlos G. Cano CADENA SER Madrid 30/08/2016


Cuando estás preparando unos huevos rellenos y, al abrir la lata de atún, decides tirar el aceite por el fregadero. O cuando descubres que hay 12 yogures pasados de fecha en la nevera... y los tiras. O cada vez que comes pescado azul porque dicen que es bueno (pero que es siempre salmón a la plancha). Esos pequeños gestos cotidianos son también pequeños crímenes medioambientales que cometes en la cocina.

Otros se producen fuera, pero también tienen que ver con la comida: hacer la compra on-line, utilizar bolsas de plástico desechables ("total, son cinco céntimos de nada"), adquirir electrodomésticos poco eficientes... De todo ello hablamos con Julio Barea, responsable de campaña en la organización ecologista Greenpeace.
  1. Echar aceite por el fregadero. Ya sea el de las latas de atún o el que te ha sobrado de freír unas patatas. "Los aceites pueden obturar las tuberías y además suponen un problema para depurar las aguas", explica Barea. La alternativa es sencilla. Basta con guardarlo en una botella de plástico y llevarlo a un punto limpio para que pueda reciclarse como biodiésel, cosméticos o jabones. Aunque aún, salvo excepciones, hay pocos lugares de recogida, eso es cierto: "Los ayuntamientos deberían facilitarle esta tarea a los ciudadanos".
  2. Tirar comida a la basura. Desperdiciar alimentos en un mundo con 800 millones de hambrientos es, probablemente, el crimen más grave de esta lista. Pero además de los recursos dilapidados en la producción de esos alimentos (piensos, agua, energía, etc.), la falta de planificación en una compra incrementa la emisión de gases como el metano. Si la comida que no nos comemos fuese un país, de hecho, sería el tercer productor mundial de gas de efecto invernadero, por detrás EEUU y China. Julio Barea apunta que existen los "composteros para pisos" y recomienda a quienes vivan en el campo que le den los restos de comida "a las gallinas", por ejemplo.
  3. Hacer la compra on-line. Hacer un pedido en Ulabox, Amazon Prime Now o cualquier otro supermercado virtual es bastante cómodo y hasta puede salirte más barato, pero tener que mandarte la compra a casa en furgoneta y, sobre todo, tener que usar cajas de cartón, bolsas de plástico o film alveolar supone reenvasar los productos ya envasados. "Lo mejor es comprar en el barrio", explica el portavoz de Greenpeace. "El 40 % de la demanda mundial de plástico se destina al packaging. Por eso conviene comprar a granel: le das tu bolsa al frutero y él te la llena. Mejor eso que las bandejitas".
  4. Utilizar bolsas de plástico. Su vida es muy efímera: en tus manos duran una media de 12 minutos. En los vertederos, sin embargo, pueden tardar más de 50 años en degradarse. Por eso en Francia ya ni siquiera puedes comprarlas, según cuenta Barea. Allí las tiendas ya solo ofrecen bolsas permanentes o de papel. En España aún pueden comprarse en muchos supermercados y las tiendas de barrio, por lo general, siguen regalándolas. Todo apunta a que será por poco tiempo: "En noviembre entrará en vigor una nueva directiva europea que servirá para reducir casi a 0 el uso de bolsas de plástico".
  5. Utilizar electrodomésticos poco eficientes. La legislación europea contempla un etiquetado de eficiencia energética para todos los electrodomésticos, con una escala que va de la A a la G, siendo los A+++ (con color verde) los que permiten ahorran más agua y energía.
  6. Comer salmón y atún rojo todo el año. Según Greenpeace, la sobreexplotación pesquera afecta al 48 % de las poblaciones que viven en aguas europeas del Atlántico y a más del 90 % de las que lo hacen en el Mediterráneo. Por eso han publicado la web Pescado de temporada (también disponible en formato app). Para ayudarnos a saber qué pescado debemos comprar en cada mes del año.
  7. Comprar latas de cerveza (en vez de botellines). El vidrio es reutilizable y, de hecho, antiguamente ya nos cobraban por los envases, devolviéndonos el dinero una vez lo retornábamos. Eso es mucho más sostenible que comprar envases de un solo uso y, como recuerda Julio Barea, "casi todo el mundo está de acuerdo". Pero los envasadores y la gran distribución prefieren mantener el sistema actual, con tasas de reciclaje (aunque nadie garantice que eso acabe sucediendo).
  8. Tomar café de cápsula. Olvidémonos del glamur que proyecta George Clooney en sus anuncios. "¿Qué sentido tiene que para hacerte 3 gramos de café utilices 5 gramos de envase?", se pregunta el responsable de campañas de Greenpeace. "La cápsula, muchas veces, ni siquiera se puede reciclar, por lo que tienes tiene que tirarla en el contenedor de residuos generales. Hay que priorizar los graneles. Cosas que no estén sobreenvasadas".
  9. Usar tuppers de plástico. El plástico es un material contaminante y que procede de un recurso fósil, pero Barea añade además que, con el uso, "los tuppers que utilizas para congelar y que luego calientas en el microondas no son muy recomendables para tu organismo" porque, si bien superan pruebas cuando están nuevos, "también las superaba el teflón de las sartenes". El portavoz de Greenpeace insiste en que "el plástico contiene aditivos que, con toda probabilidad, acaban pasando a nuestros organismos".
  10. Utilizar productos de limpieza industriales. Cualquier detergente o limpiador del mercado ha superado pruebas medioambientales, pero Julio Barea matiza que "al fina, acaban en nuestros ríos y luego en nuestros mares", por lo que recomienda limpiar con limón, vinagre de manzana o bicarbonato: "Yo echo bicarbonato en el lavavajillas y los vinagres que venden para limpieza dejan las cosas estupendas".