jueves, 15 de septiembre de 2016

Los cohetes adelantan el viaje al sur de las águilas de Urdaibai

El responsable del programa de recuperación de la especie muestra uno de los ejemplares.
El responsable del programa de recuperación de la especie muestra uno de los ejemplares. / Maika Salguero



  • Las tres últimas aves liberadas este verano en la reserva emprendieron su vuelo migratorio antes de los previsto «por los estallidos de las fiestas»

MAIKA SALGUERO / EL CORREO COSTA

Las águilas pescadoras de Urdaibai se han visto este año obligadas a hacer las maletas de su viaje estacional antes de lo que tenían previsto. A los tres últimos ejemplares que han sido parte de la docena de crías que llegaron en julio desde Escocia, en el marco del programa para recuperar la especie, puesto en marcha en 2013, se les vio alzar el vuelo de nuevo el sábado pasado, con más premura de lo habitual y sin que ni tan siquiera les diera tiempo de completar los tres meses de verano del que disfrutaban en el espectacular ‘área de descanso’ que se les brindó en Urdaibai. Su marcha hacia el África subsahariana coincidió con las fiestas del barrio Kanala de Gautegiz Arteaga, por lo que los impulsores del proyecto creen que los numerosos cohetes que se lanzaron para anunciar el arranque de los festejos «con toda probabilidad, provocaron su partida prematura», señalaron desde el centro Urdaibai Bird Center, dedicado a la investigación y divulgación científica de las aves .

Las aves pertenecientes al grupo de los doce polluelos que arribaron en julio a Urdaibai fueron alimentadas en la reserva natural para su posterior aclimatación a la marisma. Durante poco más de un mes convivieron sin problema con el resto de especies. «Al principio les alimentamos a diario con peces, tal y como lo harían de forma natural, hasta que lograron independizarse e iniciar su periplo migratorio», afirmaron desde el centro gestionado por la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Tres de estas rapaces no consiguieron sobrevivir «por diferentes motivos», mientras que uno de los ejemplares resultó electrocutado, otro depredado por un mamífero carnívoro y uno más pereció víctima de una enfermedad, aún por determinar. «Estamos pendientes de los resultados de la autopsia», señalaron las mismas fuentes.

Por satélite

Para seguir de cerca los avatares de estos pájaros, los expertos le han colocado un transmisor al que en su día bautizaron con el nombre de ‘Cousteau’, en homenaje al prestigioso marino francés. El dispositivo emite todos los días señales al satélite ‘Argos’ lo que permite conocer los movimientos y la posición exacta en la que se encuentra.

«Gracias a esta información y la suministrada por los ejemplares marcados en años precedentes sabremos con mayor precisión el comportamiento de las águilas pescadoras en Urdaibai, así como el devenir de sus rutas migratorias y las zonas de invernada», aseguraron las mismas fuentes.

Desde la puesta en marcha del proyecto, los responsables del plan han colocado estos aparatos e a una docena de rapaces. «Cinco de ellas alcanzaron la zona de invernada situada entre Senegal, Mali y Guinea Bisseau» indicaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario