sábado, 24 de octubre de 2015

Cuatro decisiones pendientes de Bruselas que cambiarán el sistema eléctrico español


Cuatro decisiones pendientes de Bruselas que cambiarán el sistema eléctrico español


En el año 2016, la Comisión Europea decidirá sobre cuatro asuntos candentes que afectarán decisivamente al sistema eléctrico español. Todos ellos se enmarcan dentro de procedimientos de ayudas de estado, y están relacionados con diferentes medidas adoptadas por España en materia de generación eléctrica.

La clave de las cuatro medidas, asumiendo que la Comisión las considerará ayudas de estado, es si se trata o no de ayudas compatibles con el Derecho Europeo. Para que una ayuda de estado en materia de energía y medio ambiente sea declarada compatible debe cumplir 7 requisitos: (1) contribuir a un objetivo de interés común; (2) que se trate de una intervención estatal necesaria; (3) que la medida sea apropiada para alcanzar el objetivo perseguido; (4) que genere un efecto incentivador en el comportamiento de los beneficiarios; (5) que sea proporcional; (6) que no cause efectos negativos indebidos en la competencia y en el comercio; (7) que sea transparente.

1. Las primas a las renovables
España notificó a finales de 2014 a la Comisión Europea la reforma del sistema retributivo de las energías renovables, y en febrero de 2015 la Comisión Europea decidió solicitar a España más información y extender el objeto de la investigación a todas las ayudas otorgadas desde el Real Decreto 661/2007.
Llegados a este punto, parece que la investigación se bifurcará en tres: (1) nuevo régimen retributivo a las renovables de los sistemas extra peninsulares; (2) reforma retributiva del Real Decreto 413/2014 y la Orden IET/1045/2014; y (3) Real Decreto 661/2007 y Real Decreto 1578/2008. Desde mi punto de vista, es previsible que la Comisión Europea autorice sin ningún problema los dos primeros, mientras que los terceros también deberían ser declarados compatibles, si bien podrían requerir un examen en mayor profundidad. La compatibilidad se explica porque las primas a las renovables son ayudas a la generación eléctrica medioambientalmente sostenible, se otorgan para cumplir los propios objetivos europeos de penetración de renovables para el año 2020 y no van más allá de lo necesario.

2. La sobrecompensación por los Costes de Transición a la Competencia
España notificó antes del verano, y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético denunció el pasado septiembre, la sobrecompensación de casi 3.600 M EUR a las eléctricas en relación con los Costes de Transición a la Competencia. Esta ayuda se dio en el contexto de un mecanismo para facilitar el paso de un Marco Legal Estable a un sistema (supuestamente) de libre mercado, que fue autorizado por la propia Comisión Europea, siempre condicionado a unos límites máximos de ayudas y a un control a posteriori para evitar la sobrecompensación.
Daniel Pérez.
Daniel Pérez.

El problema en este asunto estriba en que España se extralimitó en esas ayudas y los mecanismos de liquidación ex post no funcionaron correctamente, con lo que las beneficiarias de los CTC obtuvieron casi 3.600 M EUR de sobrecompensación (1.562 M EUR Endesa, 1.159 M EUR Iberdrola, 434 M EUR Viesgo, 275 Gas Natural Fenosa, 155 Hidrocantábrico), lo cual les confiere una gran ventaja competitiva en el mercado eléctrico frente a las centrales que no se benefician de esas ganancias.
No cabe duda de que estamos ante un caso de ayuda de estado, que resulta difícilmente compatible con la normativa europea, ya que la sobrecompensación no está motivada por ningún objetivo de interés general, y por lo tanto, la Comisión Europea podría ordenar su devolución, una vez haya resuelto las cuestiones procedimentales.

3. Los pagos por capacidad
El pasado mes de abril la Comisión Europea anunció la apertura de una investigación sectorial sobre los mecanismos de capacidad en once Estados Miembros, entre los que se encuentra España. A finales de año la Comisión abrirá un proceso participativo sobre este tipo de mecanismos, para finalmente decidir si son o no conformes a las normas de competencia y de mercado interior.
Teniendo en cuenta que los mecanismos de capacidad tienen como finalidad garantizar que haya potencia suficiente para cubrir la demanda eléctrica, y que en España existe un exceso de potencia eléctrica instalada, es posible que España tenga algunos problemas para defender la compatibilidad de su mecanismo de capacidad con el Derecho Europeo.

4. Las ayudas al carbón autóctono
En mayo de este mismo año España envió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia una propuesta de Orden Ministerial estableciendo un mecanismo de capacidad para las centrales eléctricas que consuman un mínimo de carbón autóctono y realicen inversiones para reducir sus emisiones industriales.
La propia CNMC le ha dicho al Gobierno, en un reciente informe de 30 de septiembre de 2015, que debe notificar la medida a la Comisión Europea, para que sea ésta quien decida sobre la misma. Y en todo caso, la CNMC advierte de que es previsible que el sistema propuesto por España no logre la autorización de la Comisión Europea, porque los mecanismos de capacidad sólo pueden utilizarse para responder a problemas de cobertura de demanda o de disponibilidad y porque no está claro que el sistema pueda ser considerado como una medida medioambiental, habida cuenta de que el carbón es una de las formas de generación más contaminante. Cabría añadir, además, que la Directiva de Emisiones Industriales ya establece una obligación de reducir las emisiones a unos niveles aceptables para el año 2020, teniendo que cerrar la central si no se alcanzase tal reducción. Por tanto, las empresas titulares de centrales de carbón ya tienen un incentivo suficiente a la reducción de emisiones, como es la amenaza de cierre, y la ayuda económica no genera ningún efecto incentivador adicional en ese sentido.
Por tanto, lo más probable es que la Comisión Europea no autorice el mecanismo de capacidad para el carbón, por considerar que es una ayuda de Estado que no se justifica por ningún objetivo de interés general.

Consecuencias decisivas
En definitiva, y tal como se ha expuesto en este artículo, el resultado de las cuatro decisiones que la Comisión Europea adoptará en los próximos meses influirá decisivamente en el grado de sostenibilidad del sistema eléctrico español, en la introducción o no de competencia real en el mercado eléctrico y en los propios precios de la electricidad que pagaremos todos los consumidores.

Daniel Pérez Rodríguez, socio en HOLTROP SLP, Transaction & Business Law
@danielperezr87

viernes, 23 de octubre de 2015

Kutsatzaileen erresuman, Petronor errege

  Muskizko Petronor findegia da Euskal Herriko enpresarik kutsatzaileena. Klima aldaketa eragiten duten berotegi efektuko gasen isurtzaile handia da, eta harena da hamar enpresa kutsatzaileenek botatzen duten CO2aren ia erdia. Aurreko urteotan beherakada txiki bat izan arren, koke plantarekin batera, berriz ere handitu ditu isurketak.

 
Petronorren Instalazioak Muzkizen


BERRIA 2015-10-22 / Iñaki Petxarroman
 
2010eko hamarkadak, krisi ekonomikoarekin batera, industriaren eta sektore energetikoaren kutsaduraren apalaldi bat ekarri zuen gurera. Neurri batean horretan jarraitzen du, bereziki bi sektorerik kutsatzaileenetakoek �—zementu fabrikak eta ziklo konbinatuko zentral termikoak�— burua altxatu ezinda jarraitzen dutelako. Honako hau da PRTR erregistroak eskaintzen duen panorama, enpresa kutsatzaileek beraiek erregistroari emandako datuei erreparatuta.

PETRONOR

Jakinekoa da Petronorren Muskizko findegia dela Euskal Herrian atmosfera eta ura gehien kutsatzen dituen enpresa. Urte batzuetan, krisiaren ondorioz, kutsadura pitin bat gutxitu badu ere, PRTRren erregistroaren azken bildumaren arabera �—2013. urtekoa, hain zuzen ere�—, krisi aurreko mailara itzuli da enpresa hori. Enpresa kutsatzaileen erregistroaren arabera, 2,3 milioi tona CO2 isuri zituen airera Petronorren findegiak, hain zuzen ere, aurreko urtean baino 0,3 milioi gehiago. Modu horretan, 2010etik enpresak eragindako kutsaduraren apaltze txiki hori bertan behera utzi du. Ez kasualki. Izan ere, 2013ko apirilaren 3an martxan jarri zuen koke planta, eta, horrek, bere ekoizpena ez ezik, bere kutsadura ere handitu egin du. Besteak beste, fuel olio hondarrak kontsumorako prest jartzen dituzte hango koke plantan, eta enpresak 850 milioiko inbertsioa egin zuen hura martxan jartzeko.

Aurten, klima aldaketari buruzko goi bileran berotegi efektuko gas isurketak nola murriztu aztertuko dute Parisen. Bada, horri dagokionez, Petronorren findegiak ardura handia du; izan ere, hura da halako gas gehien isurtzen dituen enpresa, Hego Euskal Herrian airera botatzen den CO2 guztiaren %10 inguru. 2013an 25 milioi tona CO2 isuri ziren atmosferara, Eusko Jaurlaritzak eta Nafarroako Gobernuak emandako datuen arabera, eta Muskizko findegiak 2,3 milioi isuri zituen. Horrez gain, beste kutsagarri toxiko ugari zabaltzen ditu uretara eta airera, besteak beste, metanoa, karbono monoxidoa, oxido nitrosoa, nitrogeno oxidoa, sufre oxidoa, merkurioa, zinka, artsenikoa, kadmioa, kromoa, nikela eta beste hainbat sustantzia.

ZENTRAL TERMIKOAK

Burua altxatu ezinda. Horrela jarraitzen dute ziklo konbinatuko zentral termikoek. Eta hori ona da, berez, ingurumenaren eta klima aldaketaren ikuspegitik. Izan ere, gas kontsumitzaile handiak izanik, CO2 eta bestelako berotegi efektuko sustantzia ugari isurtzen dituzte instalazio horiek. 2013a, aurreko urteak bezala, ez zen ona izan zentral termiko handientzat. Bahia de Bizkaia Electricidad Zierbenako zentrala izan zen ekoizpen handi samarra eduki zuen bakarra. Hala, 1,1 milioi tona CO2 isuri zituen airera. Edonola ere, bere urte indartsuenetan baino askoz ere apalago aritu zen zentrala. Esaterako, 2006an 1,6 milioi tona CO2 isuri zituen, alegia, 2013an baino heren bat gehiago.

Castejongo Hidronor ziklo konbinatuko zentralak ez zuen apenas funtzionatu, Iberdrolak berak aitortu zuenez. Eta antzekoa esan daiteke Castejongo HC Energia, Zornotzako Bizkaia Energia eta Santurtziko ziklo konbinatuko zentralei buruz ere. Euskal Energiaren Erakundeak (EEE) 2013ko balantzean aitortu zuen Bizkaiko hiru zentral termikoak aintzat hartuta, euren ahalmenaren %19an jardun zirela urte horretan. Eusko Jaurlaritzaren arabera, energiaren alorreko CO2 isurketak %17 gutxitu ziren 2013an, neurri handi batean gaseko ziklo konbinatuko zentralen ekoizpen eskasagatik. Nafarroako Gobernuak emandako datuen arabera, urte horretan herrialdean ekoitzitako energia elektriko osoaren %7k bakarrik zuen jatorria zentral horietan.

ZEMENTU FABRIKAK

Sektore kutsatzaileenetako bat izan da hamarkada askotan porlanarena, baina eraikuntzaren krisiak bete-betean harrapatu du, eta haren ekoizpena minimo historikoetara iritsi da azken urteotan. 2007an 60 milioi tona ekoitzi zituzten Hego Euskal Herriko, Espainiako, Kataluniako eta Galiziako zementu fabrikek. 2013an 14,5 milioi tona baino ez. Euskal Herriko zementu fabrikak ez dira salbuespen bat izan. Datu batekin azal daiteke grafikoki. Esate baterako, Portland Valderribas Olaztiko enpresak 65 tona hondakin arriskutsu sortu zituen 2007an. Sei urte geroago, 17 tona bakarrik. Beste datu bat: Lemoako zementu fabrikak (Portland Valderribasek 2013. urtean CRH irlandarrari saldua) 0,50 milioi tona CO2 isuri zituen atmosferara 2007an, haren ekoizpen handiaren seinale. 2013an 0,14 milio tona isuri zituen.

Arrigorriagako eta Donostiako Añorga auzoko Cementos Rezolako enpresek ez dute horrelako amildegirik ezagutu, baina urruti daude urte onenetatik. Adibidez, Añorgako porlan fabrikak 0,49 milioi tona CO2 isuri zituen 2007an eta 0,26 milioi tona 2013an. Hondakin arriskutsuen sortzaile handiak izateaz gain, karbono monoxidoa, oxido nitrosoa, amoniakoa, sufre oxidoa eta bestelako gai kutsagarri ugari isurtzen dituzte zementu fabrikek atmosferara.

ZABORTEGIAK ETA ZABALGARBI

Hiri hondakinen kudeaketari lotutako instalazio eta azpiegiturak dira kutsadura iturri oso handiak, eta urtetik urtera egoera ez da zuzentzen ari, gainera. Euskal Herrian barreiatuta dauden zabortegietan metano isuriak oso handiak dira. Isurtzaile nagusia Artigasko zabortegia da (Bilbo), 7,2 milioi tona isuri zituelako airera 2013an. Haren atzetik daude Lapatx (Azpeitia) 2,3 milioi tonarekin eta Sasieta, 2,2 milioi tonarekin. El Culebretek (Tutera) 2,1 milioi tona metano isuri zituen eta Urtetako (Zarautz) zabortegiak 1,8 milioi tona. Metanoa klima aldaketa eragiten duten gas kutsatzaile nagusietako bat da. Hain zuzen ere, CO2aren atzetik, berotegi efektuko bigarren gas nagusia da munduan.

Bestalde, Zabalgarbiko errauste plantak 0,2 miloi tona CO2 isuri zituen airera 2013an, aurreko urtean baino gutxiago, betiere PRTR erregistroak enpresaren datuetatik jaso duenez. Edozein kasutan, ekologistek zalantzan jarri dituzte datu horiek. Izan ere, aitortutakoa baino CO2 gehiago isurtzen duela salatu du berriki Ekologistak Martxan erakundeak, zenbaketa ofizialean ez baita aintzat hartzen hondakin zati organikoaren errausketatik sortzen den CO2 kopurua. Hala, Ekologistak Martxanen arabera, aitortzen duena baino gutxienez heren bat gehiago isurtzen du Zabalgarbik. Gainera, Bizkaiko errauste plantak 7.580 tona hondakin arriskutsu sortu zituen 2013an, errausketatik sortutako errauts toxikoz osatutakoak.

UR ARAZTEGIAK

Hirietako ur araztegiak kutsatzaile handiak dira, eta kutsatzaile nagusia Galindoko ur araztegia da, Sestaon. Izatez, Euskal Herriko CO2 gehien isurtzen duen hirugarren zentro industriala da araztegia. Iaz 0,45 milioi tona CO2 bota zituen atmosferara. Aldi berean, uretara sustantzia kutsagarri asko isurtzen dituzte araztegiek: nitrogenoa, fosforoa, kloroa, artsenikoa, kobrea, merkurioa, beruna, zinka, triklorometanoa, osagai organiko halogenatuak... Osagai horien guztien isurketa ere Europako Batasunak ezarritako mugaz oso gainetik egiten du Galindoko araztegiak.

La incineradora de Bilbao, diez años de actividad cuestionada por ecologistas y partidos políticos


Imagen de la incineradora de Zabalgarbi, ubicada en Bilbao.
Imagen de la incineradora de Zabalgarbi, ubicada en Bilbao.

  • Con motivo del décimo aniversario de Zabalgarbi, Ekologistak Martxan ha publicado un informe en el que ponen bajo sospecha, entre otras cuestiones, las primas de régimen especial recibidas por la empresa, superiores a los 17.000 millones de euros en el 2012
  • EH Bildu considera que su actividad "no es viable ni socialmente, ni económicamente, ni medioambientalmente"
  • Equo reclama su cierre por ser "altamente contaminante,cara y claramente innecesaria en una sociedad que quiera apostar por el reciclaje"
 22/10/2015
 
Para Ekologistak Martxan, EH Bildu y Equo no hay nada que celebrar y mucha "información y aclaraciones sobre su funcionamiento" pendientes de recibir en el décimo aniversario de la puesta en marcha de la incineradora de Bilbao.

Mientras las instituciones acuden a la llamada de la instalación Zabalgarbi para conmemorar sus diez años de funcionamiento, estas organizaciones -que han cuestionado en varias ocasiones la actividad de la incineradora desde su nacimiento- reiteran su rechazo hacia la planta. Dirigen sus críticas hacia el "gran" impacto ambiental que provoca, a su juicio, la instalación. De hecho, según datos oficiales, Zabalgarbi es la quinta instalación en emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera en Euskadi después de la refinería de Petronor, la central de ciclo combinado de Bahía de Bizkaia, la depuradora de Galindo y la cementera donostirra de Rezola.

Ekologistak Martxan, EH Bildu y Equo recelan además de su viabilidad económica. En este sentido EH Bildu se ha mostrado muy dura haca la gestión de Zabalgarbi. Afirman que económicamente "es un gran fraude" porque "el coste de incineración es demasiado alto. Por cada tonelada hay que pagar 150 euros". Por su parte Equo afirma también que por cada 3 toneladas de basura quemadas se produce una tonelada de escorias que deben enviarse a un vertedero. "Además la planta se ha visto obligada en los últimos años a duplicar el precio que cobra por tonelada para poder cuadrar las cuentas, lo que se hace a costa de los presupuestos de Garbiker y, por consiguiente, de toda la ciudadanía vizcaína", sostiene la coordinadora de Equo en Bizkaia, Nerea Briones.

Peticiones de información sin respuesta

Desde la agrupación Ekologistak Martxan ponen en duda además las primas de Régimen Especial de las que se ha beneficiado desde su inicio la instalación. ¿Por qué? Porque se otorgan cuando la energía generada proviene de renovables, de cogeneración y de lo obtenido a partir de residuos. La planta vízcaina es a priori merecedora de estos incentivos pero cuestionan que lo sea de todo lo recibido ya que la electricidad generada por la planta no proviene exclusivamente de las fuentes señaladas. "Han estado percibiendo por una electricidad que en un 70% provenía del gas natural –y en 2006 seguramente sin aportación de los residuos incinerados, pues la turbina de vapor estaba averiada– y con una eficiencia menor, de más de 10 puntos porcentuales, a la de otros ciclos combinados del entorno". Censuran además que con el cambio regulativo del sector, "mientras el resto han perdido el acceso a estas primas, por el famoso déficit de tarifa, la incineradora no solo las sigue recibiendo sino que han mejorado sus condiciones", asegura Gorka Bueno, de Ekologistak Martxan.

Solo en el año 2012 podrían haber superado los 17 millones de euros en primas, según estimaciones de Ekologistak Martxan. Del resto de los años se desconoce la cantidad recibida ya que, pese a las peticiones de información reclamadas a Zabalgarbi, no han obtenido respuesta. "Es una empresa semipublica, toda esta información debería ser accesible", reprocha Bueno. La Diputación Foral de Bizkaia es accionista en un 30% de Zabalgarbi y el Gobierno Vasco ha sido promotor y accionista a través del EVE.

"Largos periodos sin generación eléctrica"

El funcionamiento de la incineradora, la única en Euskadi, también queda en entredicho. La valoración energética de los residuos incinerados en Zabalgarbi se realiza a través de un ciclo combinado a gas natural integrado al horno de incineración, y dicha valoración requiere del funcionamiento del ciclo de generación eléctrica que aprovecha el calor de los residuos. Según el informe de los ecologistas, el análisis de diversas fuentes de datos demostraría que la planta ha estado incinerando residuos durante largos periodos de tiempo sin generación eléctrica y que, por tanto, los residuos incinerados en esos periodos no pueden ser considerados como valorizados energéticamente. EH Bildu coincide en el diagnóstico: "en realidad la planta no crea casi electricidad. Concretamente en 2013 no produjo electricidad durante 132 días. Por esa razón lo incinerado durante esos días no se debe computar en la valoración energética y la Diputación de Bizkaia debería computar lo quemado durante esos días como resto", aseguran.

También se muestran preocupados por las escorias generadas, casi 45.000 toneladas al año. "No son recicladas sino que acaban en un vertedero de residuos no peligrosos". A este respecto, Ekologistak Martxan pone en duda que esas escorias tengan acreditada la condición de residuo no peligroso y cree que deberían ser gestionadas como tal.

Bilbao, a la cola de la recogida selectiva de residuos

Debido a la gestión desarrollada durante esta década el colectivo ecologista considera que se han perdido diez años para la puesta en marcha de otros sistemas de gestión y tratamiento de residuos "más respetuosos con el medio ambiente, la salud y la normativa medioambiental europea". Y en parte culpan de los "insuficientes" porcentajes de reciclado de residuos sólidos urbanos, que apenas alcanzan el 40% -según las cifras manejadas por el colectivo- cuando la Unión Europea exige para 2020 porcentajes del 50% y del 70% recpara 2030, a la marcada apuesta institucional por la incineradora y a la falta de oportunidades hacia otras alternativas. "Bilbao está a la cola en recogida selectiva entre las capitales vascas", remarcan.

EH Bildu asegura que Zabalgarbi es un "obstáculo" para una política de residuos eficiente y Equo se manifiesta en la misma línea. "La existencia de Zabalgarbi dificulta poner en marcha cualquier política seria de reciclaje, puesto que las administraciones ya tienen un coladero al que llevar la basura sin necesidad de separarla, como se pudo comprobar en Bilbao durante la Aste Nagusia. No recuperar la riqueza que contienen los residuos convierte a Bizkaia en un territorio más pobre y menos sostenible a medio plazo", explica Briones. La coordinadora de Equo Bizkaia considera que la situación generada durante la última década evidencia "el fracaso de la política de residuos del PNV, que en su día apostó por construir dos plantas incineradoras en Bizkaia y otra en Gipuzkoa, algo que ya se ha demostrado inviable, tanto por su enorme coste económico como por las emisiones de CO 2 asociadas a estas plantas".

Desde Ekologistak Martxan emplazan a los partidos políticos con representación en las Juntas Generales y en el Parlamento vasco a implicarse para acabar con el "oscurantismo" que rodea la gestión de única incineradora de Euskadi tras diez años de vida marcada por la polémica.