sábado, 29 de octubre de 2011

¿Y qué hago con el tapón de corcho?

¿Y qué hago con el tapón de corcho? | EROSKI CONSUMER

La falta de un sistema de reciclaje impide aprovechar el corcho usado, que se debe despositar en el contenedor de orgánicos

  • Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • 17 de octubre de 2011
- Imagen: Daniel West -

Botella de vidrio al contenedor verde, envase al contenedor amarillo. ¿Y sus tapones de corcho? En teoría es un material reciclable, pero no se ha creado un sistema para ello. Así que en la práctica se debe depositar en el contenedor de orgánicos para no dificultar el reciclado del vidrio o de los envases. Se pierden así las ventajas económicas y medioambientales de reciclar corcho: generación de puestos de trabajo, ahorro de recursos naturales, ayuda a la conservación de los alcornocales y la biodiversidad que sustentan...

El corcho se puede reciclar, pero no se hace

Los corchos usados no se pueden reutilizar: quedan deteriorados, con restos de producto y la industria no los puede admitir como tales. Pero sí sería posible su reciclaje, es decir, el aprovechamiento del material, una vez tratado de forma adecuada, para hacer nuevos productos, como tableros aglomerados, revestimientos, etc.

El consumidor tiene que depositar el corcho en el contenedor de orgánicos para no dificultar el reciclaje de los envases

Para ello haría falta un sistema de recuperación como el del vidrio o los envases. Pero como señala Félix Romero, responsable de bosques de la ONG conservacionista WWF, aunque hay alguna experiencia incipiente que se quiere poner en marcha, en la actualidad no hay una estructura de reciclaje de corcho.

El consumidor tiene así que depositarlo en el contenedor de orgánicos, para no dificultar el reciclaje de los envases, como explica Lara Garrido, de comunicación de Ecoembes, el sistema que gestiona el reciclaje de envases en España. En cualquier caso, Garrido asegura que reciben muy pocos corchos. La misma respuesta pero en el caso del contenedor verde de vidrio viene de Isabel Luque, de comunicación de Ecovidrio.

¿Y qué se hace después con el corcho usado? Las empresas recuperadores se encargan de gestionarlos para que lleguen a vertederos controlados o como mucho a algún sistema de valorización energética.

Por qué sería bueno reciclar el corcho

El reciclaje del corcho, un material natural renovable, tendría varias ventajas medioambientales y económicas. Romero destaca que supondría un ahorro de recursos, de transporte, de transformación, etc. y generaría puestos de trabajo "verdes" alrededor de este sector.

- Imagen: jose angel -

El reciclaje del corcho sería también una forma más de apoyar y mantener vivo este sector, en peligro por su progresiva sustitución por materiales sintéticos y las amenazas medioambientales que sufren los alcornocales, de cuya corteza se extrae. España es el segundo productor mundial, tras Portugal, y cuenta con alrededor de una cuarta parte mundial de alcornocales, ubicados principalmente en la costa mediterránea, Andalucía y Extremadura.

Este sector es un tipo de actividad industrial peculiar (aunque no la única) favorable para la biodiversidad. Si los alcornocales desapareciesen, supondría una serie de efectos negativos sobre el medio ambiente. La biodiversidad de cientos de especies de plantas y animales quedaría muy resentida. El entorno natural quedaría más expuesto a la erosión y la desertificación, se perdería empleo rural, se reduciría la capacidad de absorción de dióxido de carbono (CO2), esencial para la lucha contra el cambio climático, los famosos jamones de bellota desaparecerían y pasaría a la historia un bello paisaje típico mediterráneo.

Los responsables del sector recuerdan que en España el corcho da trabajo a unas 3.000 personas y que además de la producción de tapones, que supone un 85% del volumen de negocio, industrias muy diversas utilizan el corcho por sus propiedades aislantes, su ligereza o su flotabilidad.

El sello FSC, una forma de ayudar

Una forma de ayudar de forma sostenible al sector sería mediante el certificado de los tapones con el sello del Consejo de Administración Forestal (FSC). Esta institución garantiza que los productos madereros se extraen y elaboran con criterios ecológicos y solidarios. Félix Romero, también presidente de FSC España, reconoce que la producción de corcho FSC es incipiente. Está concentrada en España y Portugal, y del millón de hectáreas de alcornocal, solo 40.000 hectareas están certificadas.

martes, 25 de octubre de 2011

El Gobierno Vasco recuperará el corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai

El Gobierno Vasco recuperará el corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai

El Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca, siguiendo los objetivos de la Unión Europea de avanzar en una conservación activa y lo establecido por el Plan de Montseny para las Reservas de la Biosfera, tiene prevista la restauración integral del estuario superior de la ría de Oka, en pleno corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Enviado por: ECOticias.com /

La actuación que acometerá el departamento de Pilar Unzalu comprende la zona de la ría del Oka que discurre entre los municipios de Gernika-Lumo, Arratzu, Kortezubi, Forua y Murueta y que desde el siglo XVI se han realizado diversas actuaciones entre las que destacan las desecaciones de marismas con fines agrícolas y la canalización artificial del cauce fluvial.

Estas actuaciones, que contribuyeron a la degradación de los ecosistemas naturales del estuario superior y la aislaron del influjo mareal, junto con el posterior abandono de los cultivos allá por los años 1970, han favorecido durante las últimas décadas la expansión de la planta exótica invasora Bacharis halimifolia y la pérdida total de la funcionalidad de estos importantes elementos del patrimonio natural.

La Dirección de Biodiversidad y Participación Ambiental del Gobierno Vasco, con la coordinación de la Oficina Técnica de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai ha elaborado un proyecto que permitirá cumplir con los objetivos de la Red de Reservas de la Biosfera de combinar la conservación, el desarrollo, la educación medioambiental y la investigación, a través de la recuperación y la puesta en valor del patrimonio natural y cultural.

De esta forma, con el objetivo principal de restaurar los ecosistemas naturales y como medida de adaptación al cambio climático, el proyecto contempla la eliminación de varias munas artificiales que imposibilitan la inundación de estas antiguas marismas y la creación de humedales de agua salobre que permitirán garantizar la inundación marismeña y frenar la expansión de la mencionada planta exótica invasora.

Asimismo, el proyecto prevé la creación de sendas y su interconexión con itinerarios ambientales que permitirán el disfrute por parte de la población der esta zona de alto valor naturalístico así como, promover la educación ambiental y el turismo verde como medio de desarrollo de la Reserva de la Biosfera.

Finalmente, el proyecto prevé el seguimiento científico y evaluación de actuación futuras que permitirá obtener la información necesaria para su evaluación e incluso la puesta en práctica de las mismas en otras zonas degradadas medioambientalmente no solo de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, sino también en otros espacios fuera de la misma.

http://www.ihobe.net/

El despilfarro de fondos públicos en Euskal Herria - GARA

El despilfarro de fondos públicos en Euskal Herria - GARA

2011 octubre 25
GARA > Idatzia > Eguneko gaiak

El despilfarro de fondos públicos en Euskal Herria

La alegría económica previa a la crisis ha dejado su huella en forma de macroproyectos y ayuntamientos ahogados en deudas, que heredan los nuevos gobiernos surgidos tras las elecciones de mayo.

p006_f03_100x100.jpg

Aritz INTXUSTA

Las teorías de John Maynard Keynes sacaron al mundo de la Gran Depresión. Su forma de ver la economía fue revolucionaria, ya que descubrió una herramienta capaz de hacer que el dinero se multiplicara: el déficit. La inyección de dinero público en el mercado genera riqueza. La obra pública genera puestos de trabajo, los salarios fomentan el consumo y, el consumo, la producción. Recurrir al déficit, es decir, a que el Estado pida préstamos está plenamente justificado si se consigue este efecto. Ahora bien, el dinero público puede destinarse a distintos proyectos. Puede emplearse con criterio y mejorar las infraestructuras, los servicios e impulsar las nuevas tecnologías, lo cual es positivo. Pero también se puede emplear en proyectos inútiles, estériles y megalómanos. Y, por muy cierta que sea la teoría keynesiana, tirar billetes por el retrete y darle a la cadena, no genera riqueza. A continuación se muestran, someramente, algunos de los proyectos más sangrantes de la época del despilfarro en Hego Euskal Herria, planes con los que se han encontrado nuevos gobiernos como los de Bildu.

Araba

Si hay un pueblo en Araba que lleva una mala digestión del empacho financiero, ese es Agurain (punto 3 del mapa), que arrastra deudas desde hace tres años por valor de un millón de euros. Como no llega para pagar, los intereses por demora incrementan la deuda. En el caso de una empresa en concreto, según denunció Bildu, el retraso ha provocado 17.000 euros de gasto suplementario. Pero no es sólo ese millón el que castiga el bolsillo de los aguraindarras, ya que entre las obras que se están ejecutando actualmente y las que recientemente se han finalizado, el Ayuntamiento tendrá que afrontar otros dos millones de deuda. En Araba, sin embargo, el ejemplo más nítido del gasto sin tiento lo encontramos en otro municipio, el de Aiara (punto 1), donde el polideportivo (700.000 euros) es un cúmulo de despropósitos. Para empezar, la ubicación del edificio resulta bastante polémica, ya que al estar alejado del núcleo urbano, a muchos vecinos les quedan más cerca las instalaciones de Amurrio y Laudio. Además, la Diputación no tiene previsto construir una carretera que lleve a las instalaciones. En cuanto al desarrollo del proyecto, la primera fase estuvo tan mal ejecutada que, para continuar con la ejecución de la segunda, no va a quedar más remedio que «anular» lo anterior. El caso de Aiara sólo es comparable con lo ocurrido en la capital del herrialde y el Bai Center (2). Este proyecto contaba con un presupuesto de 157 millones de euros y, sólo en echar al gerente, José Ramón Villar, se fueron a la basura 122.000 euros. Otros estudios, realizados a posteriori, demostraron que si la obra se ejecutaba, superaría los 200 millones. Aralar llegó a denunciar que, sin poner un solo ladrillo, se habían tirado a la basura 50 millones. Salvo al señor Villar, deja un mal recuerdo a todos.

Bizkaia

No sólo se puede malgastar el dinero con grandes macroestructuras así como tampoco es el Gobierno el responsable de todo cuanto ocurre. Aunque sí que se le puede acusar de corresponsabilidad con lo que han hecho algunos ayuntamientos (o con lo que les han forzado a hacer). Así, conviene marcar otra señal en el mapa en pueblos como el de Dima (4), un municipio con unos 1.400 vecinos, que cuenta con una deuda de 2,5 millones de euros. Dima compró terrenos kársticos para salvar la cueva de Batzola y el puente Jentilzubi de cara al futuro. Sin embargo, ahora no puede mantener la escuela de música y se ha visto obligado a salirse de Gorbeialdea. No pasa por mejores momentos Orduña (5), cuyas cuentas se ven arrastradas a los números rojos por las sociedad pública Urduñederra o por tener que afrontar los gastos de de la residencia municipal. En total, el Ayuntamiento cerrará el ejercicio con una deuda de 605.284 euros. Aun así, peor futuro tiene el municipio de Bakio (6) con su polideportivo municipal. En construir la infraestructura se dejaron 3,9 millones de euros para después tener que cerrarla, porque no pueden asumir el coste ordinario.

El polideportivo está nuevecito, tiene sólo cinco años y, sin embargo, la empresa subcontratada que lo gestiona ha decidido echar la persiana por impagos. Por si fuera poco, el futuro del Txakolingune también está en el aire, ya que Bakio todavía espera que se le transfieran los 2,6 millones de una partida acordada entre PNV y PSE para poder acabar con la obra. No conviene abandonar Bizkaia sin recordar el delirante culebrón del Guggenheim de Urdaibai (9). Impulsado por el PNV y con fuerte contestación por motivos de carácter ecológico, el proyecto no se sabe si está congelado o desechado, con lo que 200 millones siguen bailando. Y todavía hay que pagar la segunda fase de la Supersur (8), que se comerá, al menos, otros 200 millones más.

Gipuzkoa

Dos importantes ayuntamientos guipuzcoanos se encuentran en una situación preocupante: Azkoitia (10) y Orereta (12). La cifra de deuda en ambos cuestiona la viabilidad de las cuentas municipales. En Orereta se deben 18 millones de euros, mientras que en Azkoitia son 11. Donde todavía no están atados de manos es en Orio (11), donde está prevista una infraestructura que empieza a estar cuestionada. Se trata del Centro de Tecnificación, cuyo nombre hace intuir que se tratará de un complejo de desarrollo tecnológico. Pero no es así, sino que se trata de un macropolideportivo para mejorar la técnica de los remeros, cuyo coste está previsto en 5,3 millones de euros. En Donostia, por su parte, el cambio en el Ayuntamiento ha conllevado la paralización de proyectos ideados por el PSE y que ahora se ven como «irrealizables» como las viviendas de Auditz Akular o la pasarela de Mompás, así como las paradas del metro en el centro de Donostia. Sin embargo, el proyecto emblemático de Gipuzkoa es, sin duda alguna, el macropuerto de Pasaia (13). De un día para otro, se anunció que en lugar de 1.500 millones, se iban a gastar 750 millones. Ahora bien, los plazos no se modifican y tampoco varían los argumentos: los mismos que usaron para el superpuerto valen ahora para el puerto.

Nafarroa

Probablemente Nafarroa se lleve la palma en cuanto a proyectos polémicos de dudoso beneficio para la ciudadanía. La confesión de la semana pasada de la delegada del Gobierno, Elma Sáiz, y del presidente de Renfe de que, finalmente, el Tren de Alta Velocidad (18) costará unos 4.000 millones de euros -el doble de lo presupuestado- es el tema de actualidad. Sin embargo, no deben dejarse de lado proyectos que se han aparcado con motivo de la crisis (pero con la amenaza de que regresarán si la coyuntura económica mejora) como el Museo de los Sanfermines o el pabellón Navarra Arena (17), cuyo coste se eleva a los 60 millones de euros). Lo que sí es ya una realidad es el Circuito de los Arcos, aunque habrá que seguir pagándolo durante trece años más. Las obras de dicho circuito costaron 52 millones, que con el IVA se disparan hasta los 62. El Gobierno ha pagado ya 19 millones, mientras que la empresa constructora, Samaniego, ha puesto uno (a cambio de quedarse con el 5%). De momento, el año pasado, el polémico circuito tuvo unos ingresos de 1,7 millones y unas pérdidas de 4,3 millones. Pese a lo abultado de las cifras, son calderilla si las comparamos con las infraestructuras de comunicaciones: carreteras, aeropuertos y ferrocarriles. Si bien estas inversiones son estratégicas, pueden convertirse en estériles si van contra el sentido común. Por ejemplo, un país como Alemania -con más de 80 millones de habitantes- tiene 22 aeropuertos.

En el Estado español hay 45. A menos de dos horas de Noain (16), existen siete aeródromos: Zaragoza, Logroño, Biarritz, Bilbo, Gasteiz y Hondarribia. Aun así, y pese a que no hace más que perder pasajeros (un 13% entre 2007 y 2008) se decidió ampliar el aeropuerto, lo que supuso un coste de 18,1 millones sólo en cemento. Por otra parte, el recorte de 190 millones que acometió el Gobierno navarro, está justificado en que la Unión Europea le obligó a computar el «peaje en la sombra» como deuda. Entre otras infraestructuras se financió de esta manera la Autovía del Camino (15), que comenzó con un presupuesto de 300 millones y, finalmente, va a costar 1.157 millones.

lunes, 24 de octubre de 2011

Pública del Plan Hidrológico

Información Pública del Plan Hidrológico

El Plan hidrológico es la tercera etapa y el eje central del proceso de planificación hidrológica. En este Plan, a partir de los objetivos y estrategias definidos en la etapa anterior (Esquema de Temas Importantes), se deben determinar las medidas y los instrumentos para conseguir los objetivos de la planificación hidrológica.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 74 del Reglamento de Planificación Hidrológica y en el artículo 24 de la Ley 1/2006, de Aguas, la Agencia Vasca del Agua ha iniciado el periodo de consulta pública de la documentación relativa al “Proyecto de Plan Hidrológico de las Cuencas Internas del País Vasco” y al “Programa de Medidas de la CAPV” correspondiente al citado ámbito, de acuerdo con la Resolución de 22 de noviembre de 2010 del Director General de la Agencia.

La información sometida a información pública se compone de los siguientes documentos:

Por otro lado, siguiendo las directrices que marcan la DMA y el Reglamento de Planificación Hidrológica, la Agencia Vasca del Agua ha puesto en marcha un proceso participativo para la elaboración del Plan Hidrológico de las Cuencas Internas del País Vasco, y para contribuir a la planificación hidrológica en las demarcaciones del Cantábrico y del Ebro.

Procedimiento de evaluación conjunta de impacto ambiental del Plan Hidrológico de las Cuencas Internas del País Vasco.