viernes, 7 de octubre de 2011

Guía metodológica de Presupuestos Participativos

Guía metodológica de Presupuestos Participativos


La guía se plantea en torno a cómo se puede poner en marcha un proceso de Presupuestos Participati­vos.

El documento, en ese sentido, propone un manual de actuación, que como todo “manual” es susceptible de modificación y adaptación a cada contexto, a cada te­rritorio, y a cada población. Por ello, al margen de los consejos o recomendaciones que de este documento se puedan extraer, creemos conveniente aclarar que no existe ninguna “receta mágica” a aplicar en todas las situaciones. Cada contexto requerirá además de nuestro conocimiento, el despliegue de habilidades técnicas y comunicativas para llevar a buen puerto las distintas fases de trabajo.

Eso sí, el presente manual persigue ayudar en este cometido.

Por eso hemos estructurado la información del manual a partir de las distintas fases sobre las que se suele armar un proceso como el del Presupuesto Participativo. En cada una de las fases podrás ver distintos epígrafes que ayudan a su desarrollo.

En primer lugar un planteamiento general, que dé cuenta de en qué consiste esa fase concreta, por qué forma parte del proceso de un Presupuesto Participativo, y qué importancia tiene en él.

En segundo lugar, en cada fase se detalla la metodología a desplegar, esto es, cómo llevarla a cabo, qué estrategias pueden ser más convenientes.

Para cada una de las fases presentamos también ejemplos de materiales prác­ticos, de manera que puedan servir de referencia para el diseño y elaboración del material específico necesario para cada acción.

Autores: Francisco Francés García
Antonio Carrillo Cano
Colectivo PREPARACCIÓN
www.presupuestosparticipativos.com

jueves, 6 de octubre de 2011

Cuatro enclaves españoles aspiran a ser Reservas de la Biosfera

LA DECISIÓN LA DEBE TOMAR LA UNESCO


El Ministerio de Medio Ambiente y el Comité Español del Programa MaB (Hombre y Biosfera) de la UNESCO han propuesto esta semana que cuatro espacios naturales sean declarados Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Son la Gomera, Terres de l’Ebre, Las Ubiñas-La Mesa y La Granja de San Ildefonso.

La decisión, que también incluye una petición para ampliar las reservas de la biosfera en Doñana y Sierra Nevada, nace del convencimiento que la medida supone un claro compromiso del territorio con la conservación y el desarrollo sostenible.

En el caso concreto de El Real Sitio de la Granja de San Ildefonso, los impulsores explicaron que la iniciativa se propone como un punto de partida, con el objetivo de ampliar, en el futuro, la reserva a toda la Sierra de Guadarrama.

Por último, los órganos competentes indicaron que las seis reservas de la biosfera ya existentes en España –Bardenas Reales de Navarra, Cabo de Gata-Níjar, Montseny, Ordesa-Viñamala, Somiedo y Urdaibai– han pasado satisfactoriamente la revisión del Consejo Internacional de Coordinación del MaB.

Fuente: MARM

miércoles, 5 de octubre de 2011

Vertidos de Escombros en Pistas y Vaguadas de Urdaibai


Busturialdea a 4 de Octubre.

Como sabrán los lectores de este BLOG, varios miembros de ZAIN DEZAGUN URDAIBAI , ya denunciaron en el Ayuntamiento de Busturia, la Agencia URA y ante el Patronato de Urdaibai la existencia de lo que eufemísticamente se llama recebo de pistas forestales por parte de las empresas de la construcción, entre las que hemos detectado que una de las contratadas para la realización de las obras del colector del saneamiento de Urdaibai es especialmente agresivo y activo, y se siente amparado y "autorizado" por la dirección del CONSORCIO DE AGUAS DE BUSTURIALDEA.

En el invierno pasado esta empresa (la que en los camiones pone Leandro Gomez) fue pillada "in fraganti" rellenando vaguadas y vertiendo varios docenas de camiones material de desecho proveniente de la apertura de túneles del colector de saneamiento, en las pistas de la cabecera y el entorno del rio Mape de Busturia, también en las riberas del rio Erreka o Posada de Mundaka, con destrucción del bosque protegido de galería de la ribera.

Esta acciones impunes y continuadas suponen la infracción de varias normativas de protección del medio ambiente (ley de Urdaibai, Ley de Aguas, PAT de Saneamiento, Nomas subsidiarias locales...), así como la vigente normativa de tratamiento de los residuos de la construcción, y las determinaciones del propio proyecto de obras que habla de "traslado de los materiales sobrantes a vertedero controlado". Que por cierto, el proyecto incluye su partida económica de obra de vertido con el pago del correspondiente canon por cada metro cubico, que oscila alrededor de los 8 euros la unidad, por lo que, ademas de un atentado medioambiental, estamos ante una defraudación de dinero publico.

Dado que la apertura o acondicionamiento de pistas, o el mero movimiento de tierras esta sometido a la obtención previa de licencia de obras --todo ello suponiendo que fueran materiales limpios o inertes, cosa que no son los residuos vertidos-- estamos también ante una infracción urbanística, que obliga a los ayuntamientos a actuar inmediatamente ordenando la paralización de los trabajos.

No nos consta, que el expediente abierto en el Ayuntamiento de Busturia haya conducido a sanción económica alguna, o que tal expediente se haya dado por cerrado con la orden de restaurar el medio natural alterado por lo ilegalmente realizado como ordena la Ley Vasca de Protección de la Naturaleza .

En la reunión celebrada el pasado martes 3 del Consejo de Cooperación de Urdaibai, el representante de GERNIKAZARRA y el de ZAIN DEZAGUN URDAIBAI denunciaron que la misma empresa había realizado vertidos en una pista adyacente a la cantera de Peña Forua, y que mas tarde a consecuencias del efecto llamada han aparecido en la citada pista hasta restos de cerámica, derribos de baños, plásticos... vertidos por algún contratista desaprensivo.

Estos actos se realizan en el encinar de Forua que es una zona de especial protección en la Ley de Urdaibai, y que ademas afecta al acuífero protegido existente bajo la cantera, ya por si afectado y casi destruido por las obras y voladuras de la misma, de la que beben los municipios de Forua y el de Murueta. Estos actos también denunciados en el pasado han sido tolerados por todas las administraciones con competencias en el tema. Pues bien resulta que la Alcaldía de Forua Conocía los vertidos, y que fue el anterior alcalde Igor Duñabeitia y a la vez presidente del Consorcio de Aguas de Busturialdea había autorizado verbalmente los vertidos de Forua.

El agua es el componente más importante de nuestro planeta, el más abundante y, paradógicamente el bien más escaso en muchos lugares del mundo. Quienes tratan los recursos hídricos como gaseosa que se puede comprar en los kioskos, los ríos y riachuelos como alcantarillas y los arboledas y bosques que protegen y renuevan tales recursos como una molestia más a dejar en manos de excavadoras y tractores tienen que asumir su condición real, la de aquellos que atentan contra la salud pública y ponen en riesgo el futuro de nuestro entorno. Una muestra de la importancia estratégica de este recurso natural, que a día de hoy hay guerras por el agua en muchos puntos del planeta.

Los recursos hidrológicos son de todos y todas. Quien los destruya o contamine, que pague. Quien genere vertidos, que los recicle, que siempre serán más puestos de trabajo. Están destruyendo lo básico de nuestra comarca: sus aguas y su tejido forestal. Que son precisamente los elementos que hacen que Busturaildea sea lo hermosa que es, tan atractiva para el turismo y tan plácida para los que buscan descanso en algún lugar. Son fuente de riqueza. Destruirla equivale a que alguien fuera a los muelles de Bermeo y los destruyera, a las grandes superficies y las inundara, a las fábricas de conservas y les pegara fuego. El agua no tiene defensores. Cuando no haya nos maldecirán a todos. ¿Serán nuestros hijos o nuestros nietos? Los que piensan que el cemento lo arregla todo tampoco estarán aquí, qué pena. Ni ahora tienen castigo, ni entonces lo tendrán ¿Quien se acordara de ellos cuando hayamos muerto todos?.

BISOI EUROPARRA

BISOI EUROPARRA - Presentación en Powerpoint sobre el visón europeo - (Haz Clic)

Habéis visto a nuestra Ama :-? Ha salido a buscar comida al río Larragan y todavía no ha vuelto !!!

poligonomalluki.blogspot.com

Eguzki boletina | 2011ko iraila

Eguzki boletina | 2011ko iraila

martes, 4 de octubre de 2011

Greenpeace gana el pleito de El Algarrobico en el Tribunal Supremo

Greenpeace gana el pleito de El Algarrobico en el Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo dicta que la Junta de Andalucía debe devolver al Parque Natural su ordenación de 1994 donde el sector de El Algarrobico es un terreno natural no urbanizable.

Enviado por: ECOticias.com

Greenpeace ha ganado hoy su pleito contra la Junta de Andalucía. En la sentencia dictada por la Sala de la Sección Quinta, el Supremo reafirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que daba al paraje de El Algarrobico un alto grado de protección ambiental y lo consideraba no urbanizable.

Greenpeace considera que esta sentencia es el paso definitivo hacia la demolición del hotel ilegal de El Algarrobico. La Justicia ha dado la razón a las demandas de la organización ecologista; ahora el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Andalucía deben proceder a la demolición inmediata.

La Junta recurrió en casación al Supremo las dos sentencias del TSJA (de 25 de noviembre de 2008 y de 17 de marzo de 2009) en las que el tribunal andaluz suspendía cautelarmente el Decreto de la Junta por el que se aprobó el segundo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) que rebajaba la protección de El Algarrobico.

El Tribunal Supremo falla y dice textualmente "ha de determinarse que la protección medio-ambiental otorgada a El Algarrobico en el PORN de 1994 con la planimetría de 1994, es más profunda que la otorgada por el PORN ahora impugnado, porque aquella lo calificaba de zona protegida no urbanizable". El Supremo afirma que el PORN del año 2008 es "ambiguo" y que "de aplicarse produciría un efecto devastador en la zona de El Algarrobico al incluirlo en la zona C.3, donde son compatibles las nuevas edificaciones y la rehabilitación de las existentes, lo que podría implicar la terminación la infraestructura hotelera cuestionada".

El Supremo obliga, por tanto, a la Junta de Andalucía a desistir de sus intenciones de legalizar el hotel. En el PORN de 2008, la Junta trató de calificar el paraje de El Algarrobico como "área degradada" donde son compatibles las nuevas edificaciones y la rehabilitación de las existentes. Según la sentencia del Supremo, esto implicaría que la Junta pretendía terminar las obras del hotel ilegal.

"Hoy celebramos una nueva sentencia sobre un hotel ilegal. Ahora sólo queda que tanto el Ministerio de Medio Ambiente como la Junta de Andalucía ejecuten su compromiso y acaben con esta ilegalidad. El único destino para el hotel del Algarrobico es su demolición inmediata. Después de esta sentencia, se han acabado las excusas", ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace.

domingo, 2 de octubre de 2011

No acatar

 GARA > Idatzia > Iritzia> Kolaborazioak
Pedro Ibarra, José Manuel Castells, Jon Gurutz Olaskoaga | Profesores de la UPV

No acatar

Estos aguerridos políticos, jueces, periodistas, etc., no solo no cuestionan órdenes que saben son injustas sino que además lo hacen sumisa y respetuosamente
Ya han sido expuestas todas las protestas con la sentencia de Bateragune y el posterior encarcelamiento de Díez Usabiaga. Además de sumarnos a protestas y correspondientes cabreos, queremos reflexionar sobre lo que se podría hacer o qué actitud deberíamos adoptar los ciudadanos ordinarios respecto a tan flagrante injusticia.

Estamos muy impresionados con aquellos políticos, jueces y medios de comunicación que manifiestan que a ellos les importa un bledo lo que decida la sentencia y cómo la misma argumenta su decisión. Ellos, sin más, la acatan y la respetan dado que es una decisión proveniente de un poder legalmente establecido. Toma ya. La RAE define lo de acatar como tributar homenaje de sumisión y respeto y también aceptar con sumisión una autoridad o unas normas legales, una orden, etc.

Es decir estos aguerridos políticos, jueces, periodistas, etc., no solo no cuestionan órdenes que saben son injustas sino que además lo hacen sumisa y respetuosamente y hasta con cierto entusiasmo (¡homenajeándolas!). Impresionante. En el fondo cumplen con su eterno deber de priorizar la defensa del Poder, del que manda, por encima de cualquier otra consideración.

Aunque el que ejerce el poder sea de otra bandería o un reconocido incompetente, lo importante -para ellos- es mantener por encima de todo la imagen de intocable fortaleza del poder dada su natural y bondadosa necesidad. Por eso, si las decisiones del mismo son cuestionadas, la crítica puede contaminar la misma idea de necesidad del poder fuerte y eso conducirnos... al libertinaje. Y eso, nunca.

Los que aquí escribimos somos miembros (algunos ancianos miembros) de la sociedad civil. Miembros de una sociedad que quiere ser protagonista. En eso consiste la sociedad civil. La sociedad que se organiza para estar activamente presente en los espacios públicos; donde se toman las decisiones políticas. El deber de una sociedad con vocación de ser sociedad civil es el de no acatar las decisiones injustas provenientes de los distintos poderes del Estado.

Los miembros de la sociedad civil ejercen en este sentido su condición de ciudadanos republicanos. La de aquellos que no renuncian a estar presentes, en la medida que pueden y en la medida que les dejan, en lo público, en la critica pública, en la acción -o la deliberada no acción- publica. Ciudadanos republicanos comprometidos con la vigilancia de lo que hace el poder y con criticarle cuando lo hacen mal. Y comprometidos con irse cuando lo que hace es injusto. Irse del espacio de actuación del poder y eventualmente tomar medidas que evidencien ese desmarque.

Recordemos cómo se fundamenta la obligación política. Cómo se justifica el que obedezcamos. El que no nos vayamos. Se nos dice que tanto a través del contrato social que puede expresarse en la aprobación de una Constitución, como de los distintos procesos electorales, consentimos el que nos gobiernen y nos comprometemos a obedecer. Al margen de la dudosa solidez de tales argumentos, lo que sí es evidente es la sobre interpretación de los mismos. Quizás pueda existir un principio de consentimiento -solo quizás y en cualquier caso, no en todos nosotros- pero el mismo es frágil y solo pervive en cuanto que los poderes públicos actúan con justicia. El gobierno injusto quiebra el consentimiento (si este alguna vez existió) y abre la posibilidad, la justa posibilidad, del desistimiento.

En el injusto acto del poder judicial, ciudadanos que han decido poner en marcha una opción exclusivamente política son sentenciados como líderes y ejecutores de una organización violenta. Aunque quizás el sinsen- tido pude ser todavía mayor. Que el argumento central -implícito y también explícito- en la sentencia establezca que aunque la opción de esos ciudadanos sea estrictamente política, como ETA también en cierto modo se halla en ese proceso decisorio de dejar la violencia, existe una coincidencia. Esa coincidencia demuestra (¡qué locura!) sumisión a ETA. Aunque sea en la no violencia, existe sumisión por coincidencia al Mal Objetivo que es ETA. Y por tanto todos aquellos que coincidan con las propuestas de ETA, aunque esta se proponga impulsar la meditación budista, deben ir al cárcel. Delirante argumento. Delirante y dramáticamente injusto.

Acatar supone obedecer y en este caso la obediencia solo puede ser exigida a los concernidos en el cumplimiento de la sentencia. A los condenados a lo que no se les deja ejercer la desobediencia . Y a los funcionarios de prisiones que no parece probable se resistan a meter en la cárcel a estos ciudadanos.

Así por lo que se refiere a todos los otros demás ciudadanos, el negar el acatamiento, el no obedecer al poder, es más difícil al no estar involucrados en su mandato. Sin duda existe la opción de la desobediencia civil. Hay que recordar el carácter colectivo de esta acción y su necesaria adecuación a un conjunto de sistemáticas decisiones y normas injustas. Pero, por otro lado, no podemos olvidar que la lucha contra la injusticia hecha desde el no acatamiento, implica, como vimos, un sociedad civil fuerte, protagonista, y a lo peor nuestra sociedad es más débil, mas sumisa de lo que parece. Acontecimientos judiciales como este pueden ser oportunos para recordarnos la necesidad del reforzamiento de redes y prácticas civiles y colectivas que conformen una sociedad soberana casi constitutivamente recelosa frente a la sumisión y el acatamiento.

Aunque recordando el reciente y terrible desalojo a los disidentes desacatadores de Kukutza en Rekalde, da un poco de miedo hablar a favor de estas actitudes. Igual nos disuelven...